Hola! Si siguen nuestro blog hace algún tiempo se habrán dado cuenta de que hemos hecho varias recetas para masas que se pueden usar para comer burritos o wraps.

Si quieres conocer estas recetas puedes pinchar aquí o acá. Hoy quisimos compartir una nueva receta de masas de wraps o burritos. Esta vez hicimos tortillas veganas, sin gluten y muyyyy nutritivas, ya que los ingredientes son: harina de quínoa, harina de amaranto y harina de semillas de linaza.

Si no tienes estas harina NO desesperes, ya que en el artículo de la semana pasada te mostramos cómo puedes hacer de manera fácil estas 3 harinas en tu casa. Para revisar este artículo pincha aquí. Estas tortillas aportan muuuchos nutrientes como fibra, calcio, proteínasmagnesio, fósforo, manganeso, etc. pero algo también muy importante es que son muuyyy sabrosas :)

Nosotros las hemos comido en versiones dulces y saladas y ambas nos fascinan, así que los invito a ponerse creativos y rellenarlas con algo que les encante. Nosotros hemos usado mantequila de maní o de avellanas con miel, plátano molido con cacao en polvo, palta con tomate y porotos negros, salmón con lechuga....ñami! 

Les recomiendo que de todas formas vean el vídeo para que sepan la textura y consistencia de la masa y de las tortillas. 

 

       

Para la receta vas a necesitar (para hacer 6 tortillas/wraps):

- 2 tazas de harina de quínoa

- 1/4 taza de harina de amaranto

- 1/4 taza de harina de semillas de linaza

- 3/4 de taza de agua purificada  

Preparación:

- Mezclar las 3 harinas y luego agregar el agua hasta que quede una masa compacta (queda un poco pegajosa). Lo ideal es ponerse aceite de coco o de oliva en las manos para poder manejar mejor la masa.

- Dividir la masa en 6 partes iguales y hacer bolitas.

- Con un uslero dar forma a las tortillas.

- Cocinar en un sartén bien caliente aproximadamente 3 minutos por lado

- OJO! si las dejas mucho rato en el sartén se pondrán duras y no las podrás doblar. Si esto te pasa puedes comerlas igual, ya que quedan como chip o nachos.  

*Puedes guardar las tortillas en un recipiente con tapa en el refrigerador hasta por 1 semana.

Cuando las quieras comer sólo debes calentarlas un poco en el tostador (quizás también se pueden calentar en el mircoondas, pero yo no tengo así que no lo he intentado)