Esta es una receta ideal para quienes no tienen tiempo para cocinarse algo saludable todos los días y además para quienes no son especialistas en la cocina ;) Lo único que hay que hacer es comprar muchas verduras (berenjenas, zapallos italianos, zanahorias, betarragas, coliflor, brócoli, camotes, etc.), cortarlas, agregarles aceite (de coco o ghee) y hierbas/aliños y ponerlas al horno por 40 min a 200 grados.

Una vez que las verduras están listas, las guardas en envases con tapas y las colocas en el refrigerador. Las verduras ya hechas pueden durar alrededor de una semana refrigeradas, por lo que las vas a poder comer muchos días. Cada día puedes sacar un poco de cada verdura, y las puedes comer con sal de mar y aceite de oliva, con mostaza, con aliño de sésamo-jengibre, etc.

O puedes cortar lechuga (y otras hojas verdes), mezclarla con algunas de las verduras y queso de cabra y queda una ensalada muuuy rica!