*Este artículo lo escribí en en el 2011 y en ese momento no había espirulinas tan ricas. Pero ahora sí y las puedes encontrar en nuestra tienda en línea o también en nuestra tienda física Aldea Nativa.

La primera vez que la probé su sabor me pareció extraño, muy marino ;) . Pero como sabía que tiene tantas propiedades maravillosas quise darle una segunda oportunidad. De a poco fui aumentando las cantidades, y le agregaba a mis batidos, a las ensaladas, al guacamole, etc.

Finalmente me volví adicta. Hay días en que le hecho al batido verde o si no me encanta agregarle una cucharada a mi ensalada. Todos los que comen conmigo me miran raro, porque toda mi ensalada se vuelve verde azulado, al igual que mi lengua y labios :), pero nada me importa, me encanta su sabor y lo bien que me hace sentir. He probado diferentes marcas y la que más me gusta es una que me trajeron de USA, lamentablemente la que venden acá en Chile no me gusta....extraño mis ensaladas con espirulina.

Para las que no la conocen, se las presento: La espirulina es una micro-alga y su color verde intenso se debe a su alto contenido de clorofila y los pigmentos más azulados se deben a la presencia de un antioxidante llamado Ficocianina. Esta maravillosa alga posee una amplia variedad de nutrientes, por lo que es considerada un super-alimento. Su composición es de un 60% a 70% de proteínas, y posee todos los aminoácidos esenciales. Además, posee muchas vitaminas (A, B1, B2, B6, E y K) y antioxidantes.

La espirulina también tiene un efecto alcalinizante, lo que es esencial para mantener nuestro cuerpo libre de enfermedades. Otros componentes de la espirulina son los minerales y ácido grasos esenciales, que cuesta encontrar en los alimentos que consumimos comúnmente.

Además, la espirulina puede ayudar a combatir la anemia, ya que contiene mucho fierro, casi tanto como la carne roja, y más aún  contiene clorofila, que también tiene propiedades que ayudan a mantener nuestra sangre saludable. Hoy en día todos están protegiéndose del sol utilizando cremas, y ropas con protección UV, pero también hay otras formas y una de ellas es consumir espirulina.

Al comer espirulina, hay ciertos antioxidantes que ayudan a nuestras células a resguardarse de la radiación UV. La espirulina contiene vitamina B12, y por lo mismo es un alimento que es altamente consumido por vegetarianos y veganos. Sin embargo, hay ciertos doctores especializados (ver fuentes al final del artículo) en el tema que han demostrado que el tipo de vitamina B12 presente en la espirulina no genera los mismo efectos en el cuerpo humano que la vitamina B12 proveniente de otras fuentes. Por lo tanto, si quieres mantener tus niveles de vitamina B12 dentro de un rango óptimo, y has elegido no consumir productos animales,  lo ideal es tomar un suplemento.

La espirulina se vende en forma de polvo, tabletas o cápsulas. Muchas veces las personas prefieren una tableta o cápsula porque no les agrada el sabor. En polvo, puede ser utilizada en ensaladas, batidos, leches, etc. A veces a las personas les parece extraño el color, ya que con una pequeña cantidad todo se tiñe de verde-azulado. Recuerda que la espirulina es un alimento que tiene muchas propiedades medicinales, por lo que es poco probable que tenga efectos secundarios, a menos de que tengas alergia.

Nuestra recomendación es partir de a poco, para ir acostumbrándose al sabor y color. Puedes comenzar con ¼ de cucharadita y de a poco ir aumentado la dosis. Las dosis recomendadas son de 3 a 5 gramos para niños y principiantes y luego puedes aumentar hasta consumir de 5 a 10 gramos.  

Fuentes:

Artículo en mercola.com

Artículo de Gabriel Cousens sobre la vitamina B12