Hay una versión de estos rollitos de fruta deshidratada que vendemos en nuestra tienda online y también en Aldea Nativa y nuestro hijo Diego los ama. Cómo esto no estaba siendo lo mejor para la economía familiar, porque mi hijo come harto, decidí hacerle algo parecido en la casa.

Lo bueno es que ahora esta versión le encanta y la prefiere frente a la que le comprábamos. Yo se los hice de frutillas porque probando con varias frutas esta fue la textura que más le gustó a él y también a mi y además las frutillas son de sus frutas preferidas.

Yo los hice bien simples, pero a estas preparaciones se les pueden agregar super alimentos como maqui, acerola, espirulina, chlorella, etc. 

Espero que les guste!

 

Ingredientes:

- 300 gramos de frutillas

- 1 cda de lugo de limón (yo lo agregué porque me gusta la combinación de sabor, pero lo puedes omitir)

 

- En una licuadora agregar las frutillas junto con el jugo de limón y procesar hasta que quede líquido y sin trozos.

- Preparar un silpat o papel antiadherente y poner la mezcla.

- Espárcela pero que no te quede tan delgado.

- Llévala a un deshidratador u horno a 60 grados por 6-8 horas o hasta que esté completamente seco.

- Lo puedes guardar en bolsas herméticas o recipiente con tapa por varias semanas, sin necesidad de refrigeración.