Este artículo, es algo así como una continuación del que escribimos el martes, el cual puedes leer si pinchas aquí.

Hoy queremos compartir una receta que desde hace poco estamos haciendo. Para prepararla necesitan harina integral de trigo, agua purificada, sal de mar y vinagre de manzana. En sí la receta es extremadamente sencilla, pero requiere de planificación.

Si quieres comer de este pan, entonces es necesario que un día antes dejes la harina en remojo. Para esto se pone 1 taza de harina, 1 taza de agua purificada y 2 cucharadas de Vinagre de Manzana (también se puede usar jugo de limón).

La harina debe quedar en la cocina, a temperatura ambiente y NO en el refrigerador. El tiempo de remojo es como mínimo 8 horas, pero se puede dejar hasta por 24, lo cual es recomendable para quienes quieren que el gluten y los anti-nutrientes se reduzcan lo máximo posible.

Muchos se preguntarán ¿para qué hacer todo esto? En lo granos y cereales (principalmente en las cáscaras) hay ácido fítico, el cual impide la absorción de ciertos nutrientes. Por lo mismo, si comemos pan, sin que la harina haya sido remojada, con el tiempo iremos perdiendo valiosos nutrientes como calcio, magnesio, fierro, etc.

De acuerdo a la Fundación Weston Price, antiguamente muchas culturas realizaban preparaciones de granos y cereales mediante procesos largos de remojo, germinación y fermentación. Antes no habían estudios científicos que explicaran por qué había que realizar estos procesos a los alimentos, pero sin duda que antiguamente las personas estaban más conectadas con sus alimentos y por algo realizaban este tipo de preparaciones. T

odo esto se fue perdiendo por el estilo de vida que llevamos hoy, en el que muy pocas personas dedican parte importante de su tiempo a preparar sus propios alimentos y la mayoría de las personas compra alimentos envasados listos para comer. Bueno, quizás muchos de nosotros tampoco tenemos taaaaanto tiempo para realizar estos procesos, pero la receta de hoy de todas formas se puede incluir en la vida actual ya que es muy sencilla.

 

- 1 taza de harina de trigo integral y fresca (ojalá orgánica como la que puedes encontrar en nuestra tienda en línea), previamente remojada cómo se explica en el video al final del artículo.

- Sal de mar.

- Opcionalmente se puede mezclar esta harina con harina de garbanzos....que es algo que también hemos hecho y queda muy rico! Si hacen esta mezcla, va a ser necesario agregar mayor cantidad de agua ;)