Hola! No sabía si este tema podría interesarles, pero al parecer sí, ya que me han llegado mails y comentarios con respecto a mi desafío Paleo. Por lo mismo, quiero contarles mis reflexiones luego de haber hecho pruebas con este tipo de alimentación. Una de las primeras cosas que quiero contar es que no me gusta encasillarme como Paleo u otros nombres, ya que me parece que si bien seguí algunas de las guías propuestas por este tipo de alimentación, como eliminar legumbres, granos y cereales yo más que considerarme como una persona que sigue una dieta paleo, siento que mi norte siempre es consumir alimentos enteros, naturales y no procesados.

Y creo firmemente que esta es la clave para estar sanos. Me parece que una persona que se encuentra sana, no es necesario que elimine alimentos integrales como arroz, quínoa, cereales y legumbres.

Ahora, lo importante es saber que no es necesario tener enfermedades graves para no estar sanos. Si sufres de constantes dolores de cabeza, de colon irritable, de múltiples alergias, resfríos, etc. entonces me parece que hay cosas que uno podría mejorar.

Yo me considero ahora una persona sana, ya que me mejoré de varias enfermedades crónicas, pero siento que mi digestión y mi piel me demuestran que hay cosas que aún puedo mejorar, y fue por esto que decidí probar con esta dieta.

Bueno, les cuento ahora algunas de los cambios que noté:

- Creo que el cambio más grande fue en cuanto a la hinchazón de la panza (jajaja no sé cómo llamarlo). Por lo general me pasaba que siempre amanezco con el vientre plano y liviano, pero muchas veces en las tardes me hinchaba. En este tiempo si comía avena, quinoa, arroz y algunas legumbres. Sin embargo, cuando eliminé todo esto se me fue la sensación de hinchazón. Sólo este logro me hace tener ganas de seguir con este estilo de alimentación.

- Hace poco me compré un libro en inglés que se llama "Skintervention" de Liz Wolfe, ella es una coach nutricional. En este libro habla de cosmética natural en general y de enfermedades como psoriasis, acné, eczema, rosácea, etc. Ahí plantea que una dieta paleo es ideal para mejorar todas estas condiciones. Yo hace un año aproximadamente, volví a tener espinillas y un poco de rosácea, y esto fue algo que me motivó a probar esta dieta. Sin embargo, en el mes en que seguí la dieta de manera más estricta noté sólo pequeñas mejorías en cuanto a mi piel. Eso sí, luego de ese mes, volví a comer cosas como azúcar, un poco de lácteos y harinas (no puede resistir unos trozos de tortas jajajaja) y por eso no puedo decir que mi piel no mejoró con la dieta, ya que después del primer mes me ha costado seguirla al pie de la letra y es quizás esto lo que no me ha permitido mejorar más.

También quisiera hacer algunas aclaraciones que me parecen importantes: Cuando comencé con mi desafío paleo, había leído bastante al respecto. En un comienzo dejé la avena, el arroz, los lácteos y las legumbres. Además, para saber qué cosas comer, revisaba algunos blogs de dieta paleo y de las cosas que más se ven son panqueques de harina de almendras, panes con harinas de tapioca y almendras, granolas con frutos secos y frutas deshidratadas, etc.

Ahora me doy cuenta de que todas estas cosas son más para un consumo ocasional y no a diario. Luego de leer el libro que les comenté más arriba, me di cuenta de que estaba comiendo una dieta que quizás no era la óptima para mis objetivos en cuanto a la piel. Por ejemplo, Liz Wolfe comenta que el consumo de frutos secos, debe ser más limitado al igual que el consumo de azúcares. Y yo en este tiempo, comí muchos frutos secos y no eliminé la miel y el azúcar de coco jejeje. Así que ahora voy a ver cómo reacciona mi piel reduciendo el consumo de estos alimentos.

Así mismo hay quienes creen que la dieta paleo es sólo carnes y verduras y dan poco lugar a las grasas (yemas de huevo, aceite de coco, ghee, la misma grasa de las carnes y pescados), algo que es muy importante si queremos mantenernos con energía y saludables. Si comes sólo carnes y verduras, lo más probable es que bajes de peso, pero al largo plazo puedes no sentirte muy bien. Yo en un comienzo no estaba consumiendo muchas grasas y por lo mismo sentía ganas de comer cosas como azúcar de coco y miel.

Ahora me estoy enfocando más en comer más grasas saludables y aunque llevo pocos días, siento que esto me ha ayudado un poco a no tener tantos antojos por cosas dulces. Por todo esto que les conté es que quizás van a encontrar personas que se sienten bien y otras las que nos les resulta esta dieta.

Yo podría haber dicho que no me resultó porque sigo con algunas espinillas, pero es importante saber que hay una variedad amplia de formas de llevar a cabo la dieta paleo y lo mejor es que cada uno pruebe. Cuando optamos por cambiar nuestra alimentación y sanarnos de manera natural el camino es más largo y a veces cansador, pero estoy segura de que vale la pena.

Ya, he escrito mucho jijiji.... Más adelante volveré a contarles cómo me va con esta nueva versión, con más grasas, menos azúcar y menos carbohidratos :)

¡Buena semana para tod@s!