Esta sí que es una receta fácil, y además queda delicioso. No conozco a nadie a quien no le guste el queso crema, así que me parece una excelente receta para hoy.  Pero, lo mejor de esta preparación es que es una receta 2x1! Porque al hacer queso crema, obtendremos suero de leche, el cual vamos a utilizar más adelante para hacer, entre otras cosas, mayonesa casera. :)

El suero de leche (whey) es un líquido presente en la leche, que queda como residuo cuando se preparan quesos.

Es muy utilizado en alimentos para deportistas debido a su alto contenido de proteínas y minerales. Sin embargo, las proteínas del suero de leche que se usan en estos productos para deportistas vienen en mal estado y mezcladas con mil otros ingredientes extraños.

Por lo tanto, lo mejor es consumir suero de leche hecho en nuestra propia casa. De acuerdo al libro Nourishing traditions de Sally Fallon,  una cucharada de suero de leche disuelto en un poco de agua es bueno para la digestión, aunque eso no lo he probado...quizás lo haga más adelante jejeje.  

Hacer queso crema y obtener suero de leche líquido es muy fácil, sólo vas a necesitar: - yogurt natural (nosotros compramos uno en La Fraternal, de la marca Huertos Caseros, y hablamos con la persona que lo hace, por lo que sabemos que lo prepara de manera muy artesanal/tradicional y además está en proceso de certificación orgánica) - colador - filtro de paño  

El suero de leche puede durar hasta 6 meses en el refrigerador y el queso crema puede durar cerca de 1 mes, aunque nosotros no hacemos mucho y nos dura una semana.