Esta es una receta que nos encanta. Esta vez la hicimos con arvejas secas, pero puedes intentar con arvejas congeladas, lo que claramente va a disminuir el tiempo de cocción y preparación.

Las arvejas, son de la familia de los porotos y lentejas, es decir, legumbres. Las arvejas secas, no poseen la cáscara, pero de todas maneras son una excelente fuente de fibra, por lo que son un buen alimento para bajar los niveles de colesterol.

Entre los nutrientes que destacan en las arvejas están: minerales (molibdeno, manganeso, potasio y fósforo), proteínas y vitaminas (ácido fólico y vitamina B1).

 

 

 

Para la receta vas a necesitar:

- 1 taza de arvejas secas

- 1/2 cebolla

- 1 diente de ajo

- 1/2 pimentón verde

- Sal de mar

- Aliños (pimienta, comino, etc.)