Hay una creencia generalizada sobre el invierno y las enfermedades, la mayoría de las personas dan por hecho que con la llegada del invierno van a enfermarse en algún minuto. De hecho, muchas veces escucho cuando hace frío la clásica frase "parece que me voy a resfriar".

Sin embargo, esto no es natural. Nuestro cuerpo, cuando tiene los nutrientes necesarios, es capaz de mantenerse sano a pesar de cambios de temperatura. Pero para que el próximo invierno te mantengas libre de resfriados y sus molestos síntomas, lo ideal es que te empieces a preparar desde ya.

Es por esto que hemos preparado una lista con algunos de los alimentos que te conviene incluir en tu dieta para mejorar tu sistema inmune.

Ajo: posee propiedades anti-bacteriales, anti-virales y anti-fúngicas. Lo ideal es que el ajo esté fresco para que obtengas el máximo de beneficios. Así que agrega ajo a tus ensaladas, al guacamole, sopas, aliños, etc.

Jengibre: por muchos años se ha utilizado para combatir los resfríos. Además, es excelente para aliviar problemas digestivos.

Cúrcuma: la cúrcuma es una de las hierbas que posee mayor poder antioxidante y además posee propiedades anti-cancerígenas. La cúrcuma es lo que le entrega el color amarillo al curry. Pero lo mejor es comprar cúrcuma sola y agregar un poco a tus comidas. Incluso puedes agregarle cúrcuma al té o aguas de hierbas.

Canela: posee compuestos que son antiinflamatorios y además ha demostrado la habilidad de matar diferentes tipos de bacterias.

Polen: el polen de abejas es un alimento muy completo. Además, es muy denso en nutrientes, por lo que con 1 o 2 cucharaditas diarias es suficiente.   Bueno, y como ya es más conocido, comienza a consumir alimentos ricos en vitamina C, como las naranjas, kiwis, limones, pimentones, etc.

Además, de incluir estos alimentos, es importante que realices otras cosas que te van a ayudar a conservar tus reservas de nutrientes, como por ejemplo:

- Reducir el consumo de azúcar: el azúcar disminuye la función del sistema inmune rápidamente. (en especial el azúcar refinada que se encuentra en muchos productos envasados)

- Mejorar el manejo del estrés: Cuando estamos sometidos a un estrés crónico, nuestro organismo está constantemente preocupado de "sobrevivir" y, por lo tanto, no damos lugar a que se lleven a cabo procesos de regeneración y sanación. (esto lo profundizaremos más en un próximo artículo)

Además, de acuerdo al excelente y recomendable sitio www.mercola.com se cree que cerca de un 90% de las enfermedades están relacionadas al estrés.  

¡Esperamos que te sirvan estos datos y así puedas sentirte sano todo el año! ¿Tienes algún otro dato para compartir??