No sé que me ha pasado pero este año he andado antojada de comer pesto. Y cómo me encanta la palta decidí hacer este pesto que es sin frutos secos, por lo que lo siento más liviano y fresco.

Queda ideal con pastas, arroz o quinoa, para comer sobre galletas de arroz o con estas crackers de linaza que hice hace unos días.

Como la palta se oxida y a mi gusto pierde su sabor es mejor que esta receta la hagas en el momento en que la quieras consumir porque no toma más de 10 minutos.

Espero que la disfrutes!

- 1 paquete de pastas

- 1 palta grande

- 1 cucharadita de pasta de ajo

- 1 puñado de cilantro

- 1 puñado de albahaca

- 3 cucharadas de jugo de limón

- 2 cucharadas de levadura nutricional

- Sal rosada a gusto

- Pimienta negra a gusto

- Preparar la pasta de acuerdo a las instrucciones del envase.

- Con una mini pimer o procesador de alimentos mezclar todos los ingredientes y ajustar cantidades de sal y pimienta.

- Mezclar el pesto con la pasta y revolver. Decorar con tomates cherry y hojas de albahaca y servir inmediatamente.