Con el tiempo me he dado cuenta de que comer sano es simple....prácticamente todas las recetas y preparaciones tradicionales se pueden mejorar y preparar con ingredientes que nos aporten más nutrientes y que sean menos tóxicos para nuestros cuerpo. Este es el caso de la receta de hoy.

 Yo creo que a tod@s nos gustan las papas fritas, pero sabemos que es mejor evitarlas. Por lo general las papas fritas, se fríen en aceites vegetales de mala calidad, por lo tanto se vuelven rancios y esos tipos de grasas son lo que crean problemas en nuestro cuerpo. Si quieres saber más información sobre los aceites y grasas entonces pincha aquí.

La composición química de los aceites vegetales poliinsaturados (aceite de maravilla, aceite de maíz, aceite de canola, etc.) al ser sometidos a altas temperaturas se altera y se producen grasas trans. Por lo tanto, es mejor evitar productos que vengan preparados en aceites vegetales.  Los aceites vegetales poliinsaturados crean inflamación en nuestro organismo, por lo que es mejor reducir al mínimo su consumo. Por lo tanto, para hacer esta receta de papas "fritas" que no son fritas sino que horneadas te recomendamos usar aceite de coco o ghee, al ser ambas grasas que no se vuelven rancios con la facilidad de los aceites poliinsaturados.  

Un abrazo a tod@s!    

Para la receta vas a necesitar:

Papas, previamente peladas y picadas (idealmente papas orgánicas)

Aeite de coco o ghee

Papel mantequilla para hornear las papas (nosotros intentamos hacerlo sin el papel mantequilla y aunque le pusiéramos mucho aceite las papas se pegaban a la bandeja del horno)