Como los alimentos orgánicos están siendo más populares, muchas empresas han visto una excelente posibilidad de negocios al vender alimentos orgánicos, ya que la noción de orgánico inmediatamente se asocia a saludable. Sin embargo, si no nos informamos bien fácilmente podemos estar comprando productos orgánicos que NO son la mejor opción de alimentos.

Mis padres, que saben que yo trato de comer todo orgánico, el otro día me comentaron que habían visto unos helados orgánicos en el Jumbo, y que habían pensado en comprarlos para mi, muy tiernos!! Así que fui al Jumbo....y al principio encontré excelente que hubieran helados orgánicos, pero comencé a leer la lista de ingredientes y quedé bien decepcionada. Había mucha azúcar y leche en polvo entre los ingredientes (la leche en polvo no es buena, ya que la leche pasteurizada pierde todos sus nutrientes, enzimas y bacterias buenas y más encima en la leche en polvo todas las proteínas ya están destruidas, por lo que es sumamente difícil digerirla), por lo que por más que sean orgánicos no recomendaría que alguien los coma.De todas formas pueden ser una mejor opción que otros tipos de helados, pero claramente no es un alimento en el que vayamos a encontrar nutrición.

Aprovecho de dejarles en link a una receta de helado que hicimos hace tiempo y que es muyyy rica y nutritiva, así que pinchen aquí.

Me pasa también que he visto aparecer muchas barras de frutos secos y cereales orgánicas, que dicen ser libres de azúcar. Esto es un tanto engañoso, porque si bien no tienen azúcar refinada blanca, contienen altas cantidades de agave, jarabe de arroz, jugo de caña evaporado, melaza,  etc. que si bien son naturales y aportan algunos nutrientes, sí aportan mucha azúcar y no son algo que se pueda comer a diario pensando que es completamente saludable. Sucede lo mismo con las cosas sin gluten.

Si uno ve algo sin gluten, no necesariamente quiere decir que sea saludable. Por ejemplo, venden unas mezclas de harinas sin gluten que tienen una lista de ingredientes enorme y entre ellos hay almidones modificados, azúcar, aceites vegetales hidrogenados (hidrogenado es lo mismo que grasa trans, y son grasas muy dañinas para nuestra salud), etc. Últimamente también han llegado al mercado, muchas leches vegetales, como la de almendra, arroz, etc.

Y aunque esto pueda parecer saludable, la verdad es que la mayoría contienen preservantes y vitaminas sintéticas (como la A y la D para simular el perfil nutricional de la leche de vaca), por lo que creemos que es muuuucho mejor elaborar estas leches en la casa, ya que así son de mucho mejor calidad, y por lo demás son muy simples de hacer ;) .

Aquí les dejo el link para que aprendan a preparar sus propias leches vegetales.

Para esto es bien importante aprender a reconocer los ingredientes de nuestros alimentos y mantenerse informado, porque no todo lo que dice 100% orgánico, sin gluten, sin azúcar, etc. es saludable...y las empresas de alimentos son muy inteligentes en etiquetar alimentos de manera que pueden generar mucha confusión si es que recién estamos comenzando a elegir productos más saludables o si no sabemos reconocer ingredientes.

Por ejemplo, dicen endulzado con estevia, y al leer los ingredientes nos encontramos que también tiene maltodextrina o sucralosa. Por lo tanto, si alguien quiere cambiar su alimentación, buscando mejorar su calidad de vida y su salud (a corto, mediano y largo plazo), entonces es importante consumir alimentos orgánicos (en la medida de lo posible), pero creemos que también resulta tremendamente importante consumir alimentos mínimamente procesados, como frutas, verduras, huevos, legumbres, frutos secos, semillas, etc. mayoritariamente, y dejar los alimentos procesados y refinados para ocasiones particulares.  

Has encontrado algún producto que diga ser natural, saludable, etc. pero te das cuenta de que no lo es???