Hace muuucho tiempo que no comía garbanzos y los extrañaba porque son deliciosos!!! Sé que a todos no les gustan y quizás los niños pueden ser más reacios a querer comerlos.

Sin embargo, con esta receta todos van a amar los garbanzos, porque esta receta quedó deliciosa y entretenida! Con Gabriel ya no somos vegetarianos, pero de todas maneras no comemos de los clásicos nuggets hace 4 o 5 años, porque leer los ingredientes que tienen da miedo jajajja.

Los garbanzos aportan fibra, fierro, zinc, ácido fólico, entre otros. Por lo que son un excelente alimento.

Lindo día! 

 

 

    

Los nuggets veganos que hicimos hoy son muy nutritivos y para hacerlos vas a necesitar:

- 3 tazas de garbanzos cocidos

- 1/2 taza de harina de coco

- 1/2 taza de harina de almendras

- 1 cucharadita de sal de mar

- 2 cucharadas de ghee (se puede reemplazar por aceite de coco, mantequilla o aceite de oliva) *las harinas las puedes sustituir por harina de avena o harina de trigo integral. 

Preparación:

- Poner los garbanzos en la licuadora o procesador de alimentos hasta que queden como una pasta.

- Luego poner esta pasta en un recipiente y mezclar con las harinas.

- Precalentar el horno a 180 grados.

- Una vez que estén todos los ingredientes bien mezclados, comenzar a formar los nuggets.

- Ponerlos sobre una bandeja de horno previamente engrasada con ghee (también puede ser aceite de coco, aceite de oliva o mantequilla).

- Hornar hasta que estén doraritos :)  

*A mí me salieron 23 nuggets.

*Si te sobran los puedes congelar y luego para volver a comerlos los puedes calentar en un tostador.

*No lo he hecho porque se me ocurrió recién, pero si se omite la sal y le agregas estevia (o algún otros endulzante) puedes quedar como unas deliciosas galletitas :)