Ya lo hemos dicho antes en nuestro blog. Si queremos recuperar nuestra salud y mantenernos libres de enfermedades, una de los pasos más importantes es eliminar de nuestra dieta el trigo refinado y procesado. Esto quiere decir que es necesario despedirse de: pan, galletas, pastas, queques, etc.

El trigo, y en general todos los granos que contienen gluten son altamente acidificantes de nuestro pH interno, por lo que nos hacen perder entre otras cosas importantes minerales de nuestros huesos (como el calcio). Además, generan inflamación de nuestros órganos y un exceso de mucosidad dentro de nuestro cuerpo. Estos 3 factores son ideales para que nuestro cuerpo NO funcione adecuadamente y nos enfermemos.

De hecho, se recomienda dejar el trigo en caso de artritis, asma, mala digestión, etc. Como sabemos que el pan, las galletas, etc. son altamente adictivos, ya que sus ingredientes (principalmente el trigo y azúcar refinada) generan en el cerebro el mismo efecto opioide de algunas drogas,  hemos pensado en varias alternativas que tú puedes hacer. Si queremos dejar el trigo, es importante dejarlo completamente, de otro modo es más difícil romper con el ciclo adictivo. Sería como pedirle a alguien adicto a la marihuana que la dejara, pero que cada día fumara sólo un poco. Esperamos que esta receta te guste, y que de a poco vayas encontrando la que más te guste a ti.

Nosotros utilizamos trigo sarraceno y harina de garbanzos en la misma proporción. Pero puedes poner más de trigo sarraceno y menos de garbanzos o viceversa. Además, puedes utilizar otras harinas como la de amaranto, quínoa, mijo, etc.

A nosotros nos gusta mantener la lista de ingredientes lo más simple posible, por lo que no utilizamos ni levadura, bicarbonato, y por lo general usamos sólo 1 o 2 tipos de harinas en una misma receta. Pero la creatividad es bienvenida y puedes preparar un pan que sea de tu gusto.

Como estas harinas son libres de gluten, puede que no se peguen y cuando vayas a tomar el pan éste se desarme. Por eso es recomendable poner al menos ¼ de taza de harina de garbanzos, ya que ésta aunque no tiene  gluten igual ayuda a ligar los ingredientes.

Otra alternativa es poner a la mezcla de harinas una cucharada de linaza o chía previamente remojadas en agua. Te invitamos a ver este video en dónde mostramos cómo hacer éste pan: http://youtu.be/k0AIpARqMz4