Cuando comenzamos el blog, hace un poco más de un año atrás, comentamos en varios artículos que habíamos dejado el gluten y todos los productos que lo contienen como pastas, masas, galletas, cereales envasados, etc. Sin embargo, en estos últimos meses hemos vuelto a consumir gluten... pero OJO!!! esto no significa que nos hayamos puesto a comer pastas, galletas y pan ;)

Lo único con gluten que comemos actualmente es harina de trigo integral orgánica. Si bien la harina de trigo es una de las mayores fuentes de gluten, nos hemos dado cuenta de que las preparaciones con la harina de trigo orgánica nos generan efectos completamente distinto a productos elaborado con harina de trigo NO orgánica. Como hemos comentado también en el blog, últimamente nuestra elección de alimentos se basa en comer aquellas cosas que nuestro cuerpo nos pide.

A mi en especial (Claudia), me pasaba que me daban muuuuchas ganas de comer pan a veces, pero no lo comía porque en mi cabeza tenía la idea de que el trigo era malo. Sin embargo, con el paso del tiempo me he dado cuenta de que no hay alimentos que sean malos para TODOS, sino que cada persona reacciona diferente y tiene necesidades únicas.

Es por esto, que en vez de estresarme porque no "podía" comer pan decidí comer pan nuevamente, pero me preocupé de elegir un pan que es elaborado con harina de trigo integral orgánica, agua y sal de mar y que además es preparado con amor ;) Al principio, no sabía cómo iba a reaccionar frente a la inclusión del pan, pero me di cuenta que después de comerlo, me siento bien, y no me dan ganas de comer en exceso. En cambio, cuando como pan NO orgánico y más refinado, mi sensación es completamente distinta....por más que como, me cuesta sentirme satisfecha y noto que no me cae bien.

En este nuevo experimento, probé panes 100% centeno y panes con harina integral NO orgánica, y nunca me sentí bien como sí me ocurre con la harina de trigo integral orgánica. Esta experimentación me ha llevado a pensar, que el problema (para los que NO somos celíacos), no es el gluten, sino que todos los químicos que acompañan a las preparaciones hechas con harinas de trigo refinadas.

En primer lugar, para refinar la harina se extraen muchos nutrientes presentes en el trigo y para que ésta sea blanca, se utilizan varios químicos más! En segundo lugar, basta con mirar los ingredientes presentes en las masas, panes, pasteles, galletas y cereales para darse cuenta de que la harina está acompañada de miles de sustancias químicas que se van acumulando en nuestro organismo. Creo también que actualmente hay muchas personas alérgicas al gluten porque lo consumimos en exceso.

Si uno lo piensa bien casi todas las comidas que ingerimos a lo largo del día contienen algún alimento que lleve gluten entre sus ingredientes. Por lo mismo, lo mejor es no comerlo en exceso y siempre consumir harina de trigo orgánica e integral.

Si quieres comprar harina de trigo integral orgánica puedes visitar nuestra tienda en línea o ir a la Ecoferia de La Reina. Para comprar pan, empanadas, galletas y otros productos elaborados con harina de trigo integral el lugar que más nos gusta es el Emporio Orgánico que también queda en La Reina, en John Jackson 1728.  

¿Y tú, estás preparad@ para dejar las pastas, galletas o panes con harina blanca? o ya las dejaste??? ;)