El cambio hacia una alimentación saludable es un camino muy entretenido, y cada día podemos descubrir algo nuevo. No sólo son importantes los alimentos que ingerimos, sino que hay otros aspectos de nuestro estilo de vida que podemos mejorar para mantenernos libres de enfermedades. Un aspecto crucial es hacer todo lo posible por ingerir la menor cantidad de toxinas, que son las que se van acumulando en el organismo y que a la larga van generando que éste no pueda cumplir sus funciones adecuadamente. El agua de la llave es una fuente importante de toxinas y, por lo tanto, es recomendable NO tomarla. Además, de la excesiva cantidad de cloro y flúor, el agua de la llave contiene desechos industriales y de medicamentos, metales pesados y tantas otras cosas. El cloro va destruyendo las buenas bacterias y la flora intestinal, que tan importantes son para mantenernos sanos. De acuerdo al Dr. Mercola, el flúor que uno se traga en el agua, la pasta de dientes, los alimentos procesados, se va acumulando en los huesos haciéndolos frágiles y en la glándula pineal, inhibiendo la producción de melatonina, también puede disminuir las tasas de fertilidad, inhibe la formación de anticuerpos de la sangre y confunde al sistema inmune, provocando que éste ataque los tejidos corporales (esto puede aumentar el crecimiento de tumores en las personas propensas al cáncer). El agua es vital para mantener nuestro cuerpo en funcionamiento. Estamos compuestos aproximadamente por un 80% de agua y es vital que sepamos reconocer cuando tenemos sed. Generalmente, se recomienda tomar entre 1 a 2 litros diarios, sin embargo, esta cantidad puede variar por muchos factores y lo ideal es que aprendamos a reconocer cuando tenemos sed y en ese momento tomar agua hasta sentir que es suficiente. Además, es crucial no tomar cualquier tipo de agua y preocuparnos de que el agua que estamos entregando a nuestro cuerpo sea una de buena calidad y libre de toxinas. Yo en particular dejé completamente el agua de la llave porque comprendí que era una de las posibles causas a mi hipotiroidismo y porque simplemente ya no tolero el sabor a cloro :) Por mucho tiempo en mi casa estuvimos comprando bidones de agua, pero finalmente invertimos en la instalación de un filtro de agua en la llave de la casa, ya que este sistema de osmosis inversa elimina más componentes tóxicos del agua y además  no  seguíamos comprando botellas de plástico que tanto contaminan. Ojalá te haya servido esta información y de a poco puedas ir mejorando la calidad del agua que consumes. ¡Que tengas un hermoso día!