Hola! Esta semana estuve con mucho trabajo y no tuve tiempo para hacer un post para el martes y tampoco he tenido tiempo o energía para grabar un video con una nueva recetas :( Hoy quería compartir con ustedes una reflexión que me ha estado dando vuelta últimamente. No sé si va a ser tan interesante para ustedes, pero de todas formas quería escribirlo :).

Lo que a mi me llevó a cambiar toda mi alimentación y estilo de vida fue haber escuchado que una persona con cáncer se había sanado y entre muchas de las cosas que hizo fue dejar de su alimentación el gluten y los lácteos pasteurizados, lo cual en ese momento me pareció muy llamativo, ya que mi alimentación se basaba prácticamente en pan y yogurt....y más encima light! Bueno, una cosa llevó a la otra y terminé leyendo sobre el crudivorismo-raw food- alimentación viva y al escuchar tantas maravillas sobre esto, al leer la historia de tantas personas sanándose de distintas enfermedades con este sistema de alimentación, decidí intentarlo. En un principio llevar un estilo de alimentación viva me ayudó muchísimo.

Ahora, 4 años más tarde pienso diferente, he leído mucho más y he ido cambiando. Me di cuenta de que hay miles de caminos distintos que nos pueden llevar al mismo objetivo. La alimentación viva para mi fue el primer capítulo de mi vida sana. He pensado esto porque me escriben muchas personas (a las cuales les agradezco, porque esta fue una de las principales motivaciones a escribir un blog), cada una con una historia distinta. Muchas veces yo publico una receta, y me dicen que es mejor no mezclar las frutas dulces con las ácidas, que no es bueno mezclar las legumbres con frutos secos....etc.

Yo pasé por lo mismo al comienzo...cuando uno empieza a cambiar la alimentación y a adentrarse en este mundo surgen un MILLÓN de dudas. Sin embargo, creo que es más sano y menos estresante no enredarse en detalles. Estamos tan emocionados con seguir un estilo de alimentación saludable que queremos hacer todo como lo dicen los libros, y muchas veces no hacemos caso a nuestro propio cuerpo. Si uno comienza a leer distintas historias de vida, es posible darnos cuenta de que hay MUCHAS formas de estar saludables y libre de enfermedades. Hoy por hoy, creo que podemos elegir distintos caminos que nos lleven a estar saludables y libres de enfermedades, y cada uno resuena más con ciertas ideas.

Si tú sientes que lo mejor para tu cuerpo es no comer carnes, entonces no las comas, pero si sientes que te hacen bien entonces come. NO hagas nada por obligación, no hagas nada que te genere ESTRÉS. Independiente si esta decisión es apoyada o no por personas cercanas a ti, ya que no importa lo que hagas, siempre habrán personas que opinarán distinto a ti, y ES IMPOSIBLE complacerlos a todos.

Yo en un momento fui muy fanática de la alimentación cruda y hoy descubrí que eso no es para mi....hay muchas cosas de ese tipo de alimentación que sigo implementando (remojar frutos secos, batidos verdes, etc) pero creo que lo mejor para mi es llevar otro tipo de alimentación. Yo por un momento pensé que si comenzaba a consumir alimentos cocidos o productos animales, podría volver a enfermarme, pero no fue así. De hecho, el incorporar algunos cocidos como la quinoa o alimentos de origen animal como el queso y huevos, me han hecho sentir mejor :)

Bueno, lo que quiero decir y expresar con todo esto es que no tenemos que quedarnos en los detalles...no es tan crucial si comes siempre almendras activadas, si mezclas frutas dulces con ácidas, etc. Creo que lo importante para mantenernos libres de enfermedades es consumir alimentos que provengan de la tierra y que se encuentren lo menos procesados y refinados posibles. Es importante dejar fuera alimentos con químicos, conservantes, colorantes, etc. que son sustancias que nuestro cuerpo no puede procesar.

Por favor lee este artículo de ingredientes que nosotros evitamos y que están en la mayoría de los productos envasados. Una vez de que hayas dejado los ingredientes extraños, e incorporado alimentos nutritivos que vienen de la tierra, ahí empieza a forjar tu propio camino, y mediante prueba y error te darás cuenta de inmediato qué dieta es apta para tu propio cuerpo. Te sentirás increíble, con energía, con facilidad para dormir y despertar, con buen humor, y un sinfín de beneficios que la mayoría de la gente no experimenta en el día a día.

Esto porque la conexión entre la alimentación y el bienestar es a mediano-largo plazo, y la mayoría de las personas no hacen el esfuerzo de realmente cambiar la alimentación y dejar los alimentos adictivos y dañinos para la salud. Finalmente, quise compartir estos pensamientos (un poco desordenados...lo siento), para que quienes estén comenzando NO se estresen por pequeños detalles, para que vayan de acuerdo a lo que sienten y piensen en el presente. Y lo más importante, es ser flexibles, y estar abiertos a nuevas opciones.... y no creer que existe sólo 1 camino.  

¡Que tengan una maravillosa semana!