El otro día estaba leyendo una revista en la que se mencionaba que al preguntarle a alguien ¿qué es una alimentación sana?, un alto porcentaje responde: una alimentación con cosas light.... y de inmediato recordé sobre cómo pensaba así antes....y ahora encuentro que estaba muy equivocada!!!

Quiero que todos entiendan que lo light, diet, bajo en grasas, etc. a la larga nos produce daño, porque por lo general los alimentos light contienen muchos ingredientes tóxicos para nuestro cuerpo como la sucralosa, aspartame, jarabe de maíz, distintos espesantes, etc. Además, cuando comemos light o bajo en calorías, sometemos a nuestro cuerpo a una estado de estrés, ya que no le estamos entregando las calorías y los nutrientes necesarios para que éste realice todas sus funciones de manera óptima. Por lo tanto, cuando comemos cosas light y bajas en calorías, llega un punto en que nuestro cuerpo se rebela (porque él sí sabe que necesitamos alimentos de verdad) y nos comemos TODO lo que nos hemos prohibido.

Para evitar esto, es necesario que entendamos que nuestro cuerpo requiere grasas, necesitamos calorías y diferentes nutrientes. Cuando comenzamos a entender esto, y comenzamos a consumir alimentos naturales, libres de químicos y mínimanente refinados, entonces los kilos extras desaparecen solos y lo más importante es que recuperamos nuestra salud.

Uno de los alimentos que se ha visto tremendamente afectado por la noción de que tenemos que llevar dietas bajas en grasas es la mantequilla, y en su lugar la margarina se volvió popular. Sin embargo, quiero hacer un llamado a evitar la margarina SIEMPRE y en su lugar volver a la mantequilla, la cual ojalá provenga de leche de vacas alimentadas con pasto.

La margarina corresponde básicamente a aceites poliinsaturados los cuales se encuentran rancios (son tan inestables que en la elaboración de la margarina se oxidan y así provocan sólo daño en nuestro cuerpo) y al comerla nuestro cuerpo no encuentra los nutrientes que necesita y, por lo tanto, terminamos con más antojos. Además, en la margarina hay diferentes ingredientes artificiales que tampoco son buenos para nuestro cuerpo. Por lo tanto, lo mejor que podemos hacer es consumir Mantequilla, la cual es un alimento natural y sin químicos (para asegurarnos de esto, lo mejor es elegir mantequillas artesanales y de campo, ojalá de vacas sólo alimentadas con pasto).

La mantequilla NO es la causante de aumentar el colesterol, ni de problemas cardiovasculares. La mantequilla nos aporta importantes nutrientes como Vitaminas A, D y E. Además, existe en la mantequilla una vitamina que se ha vuelto conocida en los últimos años, la Vitamina K2, la cual entre otras cosas previene la calcificación en las arterias.

Nosotros, desde que descubrimos esta información que volvimos a consumir mantequilla, y la verdad es que al comerla sentí que mi cuerpo lo agradecía. Por lo demás, desde que comenzamos a comer mantequilla ninguno ha subido de peso...y la verdad es que comemos haaaarta jejeje.  Nosotros usamos la mantequilla sobre el pan (pronto les contaremos sobre una nueva receta de pan que estamos comiendo) y queda muy rica sobre verduras asadas o al vapor, también la pueden comer con esta receta de papas fritas. De hecho, consumir las verduras con mantequilla nos ayuda a aprovechar de mejor forma las vitaminas presentes en las verduras. Pueden comprar mantequilla natural y de campo en La Ecoferia (idealmente compramos esta), La Chakra (lácteos Santa Ester), Pan Semilla (Lácteos Santa Ester) y en el Jumbo hay algunas mantequilla de campo también. Hay una que yo sé que es de vacas alimentadas de pasto de la marca Kerrygold, pero es una mantequilla importada. Quizás es bueno ver las marcas chilenas y averiguar cómo es el método de producción.

Para quienes quieren aprovechar los beneficios de la mantequilla, pero sufren de molestias al consumir lácteos, le contamos que pronto en nuestra tienda el línea podrán comprar Ghee (mantequilla clarificada). Para aprender más sobre los beneficios de la mantequilla puedes pinchar aquí (artículo en inglés) o acá (artículo en español) Como recomendación general, siempre recurro y observo a la naturaleza.

Me pregunto, ¿existen las paltas light? ¿legumbres light? ¿leche naturalmente descremada?. Bueno, la respuesta  es simple y obvia, sin embargo al parecer no nos preguntamos esto cuando compramos nuestra comida, o por lo menos, no siempre...   En conclusión, ya sabes! no más culpa al comer mantequilla :)