Hace tiempo que quería hacer esta receta, porque es una de las leches vegetales que más me gusta, tanto por su sabor como por lo muy nutritiva que es.

Antes de hacer esta receta, revisa nuestro post sobre cómo cocinar la quinoa pinchando aquí. si es que no sabes lo fácil que es cocinar este nutritivo grano.

De todas formas aquí les dejo un resumen de cómo cocinar la quinoa:

- Lo primero es dejar remojando 1 taza de quínoa en agua purificada durante la noche *este paso lo puedes omitir, ya que sólo se realiza para reducir el ácido fítico y otros antinutrientes, pero no influye en la cocción o sabor.

- Al día siguiente colar la quínoa y lavarla bajo la llave para eliminar las saponinas (compuesto de la quínoa que le da un sabor amargo).

- Poner al fuego en una olla la quinoa junto con 1 y 1/2 tazas de agua y esperar a que hierva.

- Una vez que empieza a hervir, bajar la llama al mínimo y poner un tostador bajo la olla.

- Dejar cocinar por 20 minutos aproximadamente.  

  

 

 

Buen fin de semana!!    

Para receta de la leche, para vas a necesitar:

-1 taza de quinoa cocida

-2 a 5 tazas de agua filtrada (usar 2 si quieres una leche más espesa o 3 a 5 tazas de agua si quieres una leche más liviana).

- 1 cucharada de azúcar de coco (yo elegí endulzarla con azúcar de coco porque esto le da un poco de sabor a caramelo)

Preparación:

- Poner en la quinoa cocida, junto con el agua en la licuadora y licuar por 2-3 minutos.

- Luego colar y agregar el azúcar de coco.

- Guardar en el refrigerador por un máximo de 5 días.  

Esta leche la puedes usar para prepararte batidos, para cortar un café, para comerla con cereales, para cocinar avena, etc.