Hola!! Se acuerdan que hace un tiempo hicimos una receta con leche de coco?, bueno si no la recuerdas la puedes ver pinchando aquí.

En ese momento las hicimos con una leche de coco que compramos en el supermercado, porque nunca había hecho leche de coco en casa y asumimos que el resultado no iba a ser igual a la leche que uno compra en el supermercado. Sin embargo, el otro día decidimos probar cómo nos quedaba la leche de coco hecha en casa ya que es extremadamente fácil de hacer y además, las que venden en los supermercados tienen muchos ingredientes medios extraños :)

La leche de coco es un excelente sustituto para preparar recetas cuando no podemos consumir lácteos de origen animal, la puedes usar para hacer helados, mousse, etc. Cuando haces la leche de coco, queda como una leche cualquiera, pero si la dejas en el refrigerador, se produce una separación del agua y la grasa, por lo que si quieres una receta más espesa, como es el caso de la receta que hicimos hace algún tiempo, puedes utilizar sólo la parte cremosa de la leche.

 

 

 

Para hacer la leche de coco necesitas:

- 70 gramos de coco rallado o 1 taza

- 2 tazas de agua purificada 

Preparación:

- Entibiar el agua y agregar el coco rallado. Dejar reposar por 20-30 minutos.

- Luego licuar por algunos minutos (va a depender de la potencia de la licuadora).

- Filtrar y listo!