La semana pasada estuve acá en Chile con Santiago Peralta, quien en conjunto con su señora Carla Barboto fundaron Pacari. Muchos de los que nos siguen quizás ya saben que nosotros amamos los productos de esta marca y, por lo mismo, somos los representantes en Chile :)

Bueno, siempre en nuestras redes sociales y recetas hablamos de lo rico y nutritivos que son los chocolates, el cacao en polvo, los nibs y la manteca, pero esta vez me gustaría contarles algunos aspectos de la industria del cacao que para muchos puede ser desconocida y en realidad no se revelan mucho.

En estos días en que compartimos con Santiago pudimos conocer mucho de su experiencia, ya que el lleva cerca de 15 años inmerso en el mundo del cultivo y producción del cacao.

Junto con su señora, se ha dedicado por muchos años a crear alianzas con familias de productores de cacao y fue así que se dio cuenta de cómo estas personas eran estafadas por compradores de cacao, que generalmente llegan de países europeos. Uno de los ejemplos que nos contó fue que antes los productores de cacao no sabían reconocer el grado de humedad de los granos de cacao y debido a esto los compradores les decían, que como el nivel de humedad no era el apropiado, sólo les podían pagar un precio bajo.

Pacari se preocupó de comprar máquinas para medir la humedad del cacao y gracias a esto hoy en día los productores saben con certeza lo que vale su producto, y gracias a esto los productores están ganando más dinero y no son estafados. Santiago, también nos contó que la mayoría de la producción mundial de cacao se produce en África, lugar en donde los productores de cacao ganan 15 dólares al mes.....una miseria, ya que el trabajo del cultivo y recolección del cacao es compleja y debe realizarse a mano.

Creo que esta es una información crucial, ya que cada vez que compramos cacao africano estamos indirectamente apoyando la injusticia que se comete con estas personas. Una de las principales enseñanzas de estos días, fue sentir la necesidad de que entendamos que todas nuestras decisiones tienen un impacto más profundo del que podemos dimensionar.

Ya sea si estás comprando un chocolates, ropa, etc. es importante intentar elegir productos que son nobles, desarrollados y creados a partir del amor. A veces no nos damos cuenta del poder que tenemos, pero sí tenemos mucha influencia en un sin fin cosas, por ejemplo, cada vez que vamos al supermercado es como si estuviéramos votando en algunas elecciones. A los supermercados les importa vender, por lo que si eligiéramos jugos naturales y agua en vez de bebidas gaseosas o jugos con azúcar, el pasillo de las ""bebidas" sería muy diferente. Lo mismo pasa con el cacao, las verduras, etc.  

Así la conocida frase de Gandhi tiene mucho de verdad: "Debes convertirte en el cambio que deseas ver en el mundo"  

¡Que tengan una linda semana!