Yo no me había atrevido a hacer huevos pochados porque todos dicen que es muy difícil. Así que me puse a investigar y a practicar y encontré que en realidad es bastante fácil. Así que quería compartirlo con ustedes.

Por lo general los huevos pochados los hacen con vinagre, entonces a mi me gusta esta técnica porque los huevos no quedan con sabor a vinagre y no se requiere de grande habilidades de coordinación al tratar de hacer un remolino y al mismo tiempo agregar el huevo a la olla jajajja.

Además, con esta técnica se pueden hacer varios huevos al mismo tiempo, dependiendo del tamaño de la olla.

Los huevos pochados los puedes servir sobre vegetales asados, sobre arroz, quínoa, sobre tostadas, etc.

Espero que te gusten tanto como a mí :)

 

- huevos frescos (esto es muy importante porque o si no el huevo se desarma)

- agua caliente

- sal rosada o sal de mar para aliñar el huevo después de hacerlo cocido.

- quebrar un huevo dentro de un pequeño recipiente.

- llenar una olla con agua y el agua tiene que estar caliente, con pequeñas burbujas, pero no hirviendo.

- poner el huevo dentro de la olla y cocinar por 3 minutos aproximadamente.

- retirar del agua con una cuchara que tenga hoyos para eliminar el exceso de agua o poner unos segundo sobre un papel absorvente.

- Servir inmediatamente.