Hola! Esta receta es muuyyy rica y además es una buena forma de incorporar legumbres a nuestra vida. Nosotros preferimos hacerlas con legumbres pequeñas como lentejas (compro unas de 4mm. en el supermercado), porotos mung, etc. ya que a mi parecer estas se digieren mejor y provocan menos malestar a quienes somos más sensibles :)

Nosotros cuando cocinamos legumbres tratamos de hacer harto, para que nos alcance para 2 días. Además, las cocinamos sin aliños, ya que así después las usamos para diferentes preparaciones. Esta vez nos sobraron lentejas (las cuales tenían muy poco de quinoa), así que sólo tuvimos que cocinar 3 papas pequeñas para hacer estas deliciosas hamburguesas. Esta receta me encanta porque tiene pocos ingredientes y es fácil de hacer.

De cualquier forma son deliciosas!      

¡Que tengan un hermoso fin de semana!    

Para la receta necesitas:

- 1 1/2 tazas de lentejas cocidas (remover el agua de la cocción)

- 3-4 papas pequeñas

Sal de mar a gusto

- 1/2 cucharadita de comino

-1-4 cucharadita de pimienta

- También puedes agregar hierbas frescas como cilantroperejilalbahacaciboulette, etc.

Ghee o aceite de coco (para el sartén y para tus manos antes de formar las hamburguesas).  

 

Preparación:

- Poner todos los ingredientes en un procesador de alimentos y moler hasta que se haya formado como una pasta más o menos homogénea.

- Para dar forma a las hamburguesas vas a ocupar tus manos, pero antes debes ponerghee o aceite de coco en tus manos, porque o si no la mezcla se te va a pegar y no podrás formar las hamburguesas. Es mejor ir poniendo más aceite de coco o ghee en tus manos cada vez que hagas una nueva hamburguesa.

- Para cocinarlas, pon aceite de coco o ghee en un sartén y cuando ya esté caliente vas agregando las hamburguesas. Las dejas 3-4 minutos y las das vuelta con cuidado. Estas hamburguesas son blandas y suaves, por lo que se pueden romper si no las das vuelta con paciencia :) .

- Luego cocinar 3 minutos más por el otro lado.  

La primera vez que hicimos estas hamburguesas las comimos envueltas en hojas de lechuga y la segunda vez las comimos acompañadas de ensalada de tomate y palta. Por supuesto también la puedes comer en un sandwich.