Hola! Hoy vamos a compartir una receta de que podríamos haber hecho hace mucho tiempo, ya que es muy fácil de hacer y hacerla en casa tiene muchas ventajas frente a comprarla hecha. A todos nos gusta la granola, sin embargo, si vamos al supermercado a comprar granolas podremos darnos cuenta de que son muy altas en azúcar. Muchas dicen "libre de azúcar", porque no llevan azúcar propiamente tal, pero son endulzadas son miel, y aunque la miel se una alternativa más saludable, igualmente altera la glicemia y su consumo excesivo es perjudicial para quienes tienen resistencia a la insulina o diabetes.

Además, hay que distinguir entre 2 cosas. Actualmente creemos que porque algo es sano es sinónimo de bajo en calorías o light. La granola es una alimento saludable si es que la hacemos en casa, pero de todas formas tiene bastantes calorías, por lo que si estás buscando perder peso, no es recomendable que comas mucha cantidad.

La granola que les vamos a mostrar hoy tiene la ventaja de ser baja en carbohidratos y opcionalmente la puedes hacer libre de todo tipo de azúcar si es que la haces con xilitol o con yacón. Si no tienes estos 2 endulzantes, entonces puedes usar agave o miel, pero recuerda que si usas estos, la granola va a tener algo de azúcar. Eso sí, aunque decidas usar miel o agave en esta receta vamos a usar muuuucho menos que las granolas que compras hechas :) Decidí hacer una receta libre de gluten y libro de granos y cereales porque hay mucho que no los pueden comer. Sin embargo, si quieres puedes agregarle avena.    

  

Para la receta de esta granola vas a necesitar:

- 1 tazas de frutos secos (puedes usar nueces, almendras, castañas de cajú, nueces pecanas, nueces de brazil). Puede ser una taza de sólo un tipo o una mezcla de todos estos. Yo usé una mezcla de castañas de cajú y almendras.

- 1/2 taza de semillas (puedes usar semillas de maravilla, de sésamo, de zapallo, etc.) También puede ser sólo un tipo o una mezcla. Yo usé sólo semillas de maravilla.

- 1/2 taza de harina de almendras (o de la pulpa que queda después de hacer leche)

- 1/2 taza de harina de coco

-  100 gramos de coco laminado

- 1/2 taza de aceite de coco

- 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)

- 1 pizca de sal de mar.

- 4 cucharadas de xilitol (lo puedes reemplazar por yacón, miel o agave).

Recuerda que si usas miel o agave el contenido de azúcar aumenta

Preparación:

- remojar las semillas y frutos secos en agua por 8 horas.

- Luego colarlas para eliminar el agua y ponerlas en el procesador de alimentos para partirlas un poco. Tiene que ser sólo un poco, la idea es que se noten los pequeños pedacitos.

- Precalentar el horno a 120 grados celcius.

- Luego en una fuente mezclar las semillas y frutos secos picados con el coco laminado, la harina de almendras y la harina de coco.

- A parte derretir el aceite de coco para que quede líquido y agregar ahí la esencial de vainilla, el xilitol y la pizca de sal. Una vez que todo esto esté mezclado juntarlo con los frutos secos y harina y mezclar bien.

- Poner la mezcla en una fuente y llevar al horno a 120 grados por 45 minutos aproximadamente o hasta que veas que la granola comienza a dorarse.

- Una vez fuera del horno dejar que se enfríe y guardar en un recipiente con tapa.