Últimente he subido varias recetas que son de este estilo. Hay gente que me comenta que las recetas no son estrictamente paleo por uno u otro ingrediente presente en la receta.

Yo por mucho tiempo fui muy fanática de diferentes sistemas de alimentación y hoy, después de tantos años, siento que logré crear un sistema de alimentación basado en lo que me hace bien y en lo que los expertos indican que es lo mejor para nuestra salud.

Por esto creo que lo mejor es llevar una alimentación variada, pero que deje fuera alimentos procesados, azúcar, granos y cereales (sobre todo gluten) y aceites vegetales de mala calidad (maíz, soya, canola, maravilla, pepita de uva, etc.).

De todas formas cuando quiero sí me permito consumir alimentos no tan sanos y no me complico la vida. Creo que la salud mental es muy importante y ser equilibrados es vital.

Estas galletitas son libres de gluten, libres de granos y cereales, libres de frutos secos y si se cambian el agave por estevia pueden ser sin azúcar y bajas el carbohidratos.

Espero que les gusten tanto como a mi!

Ingredientes:

- 2/3 taza harina de coco

- 6-8 cdas de mantequilla fría

- ¼  taza de agave o miel

- 1 pizca de sal rosada o sal de mar

- Poner en un recipiente la harina de coco, la sal rosada y la mantequilla y mezclar con las manos suavemente.

- Cuando la mezcla ya está como arenosa, agregar el agave y revolver bien.

- Si la mezcla está muy espesa puedes agregar 1 o 2 cdas de agua.

- Con una cuchara de medidas respostera ir sacando de 1 cucharada y forma una pelotita y las vas poniendo sobre un silpat.

- Cuando ya hayas hecho todas las pelotitas con un dedo haces un hoyo en cada bolita.

- Las puedes rellenar con mermelada de chía como yo o usar mantequilla de maní, alguna pasta de cacao, etc.

- Las llevas al horno a 180 grados por 10 minutos.

- Dejar enfriar completamente para que se pongan más firmes y servir.