Hace mucho tiempo que tenía ganas de aprender a hacer recetas con harina de almendras. Lo bueno de esta harina es que es libre de gluten, es rica en proteínas y bueno, nos aporta todas las propiedades que tienen las almendras. Yo he hecho sólo la receta que comparto hoy con ustedes, pero tengo muchas ganas de hacer más cosas con esta harina.

Estas galletas son muy ricas!!! así que ojalá todos las puedan probar!  

Que tengas un lindo fin de semana!!    

Para la receta van a necesitar (estas medidas alcanzan para 10 galletas):

- 1 taza de harina de almendras

- 2 cucharadas de aceite de coco (puedes usar mantequilla de campo si es que no tienes aceite de coco)

- 1/8 de taza de miel (si no consumes miel, puedes reemplazarla por néctar de agave)  

Opcionales: puedes agregar una cucharadita de canela o  cardamomo o jengibre, etc. También podrían hacerse con cacao nibs...ñami :)  

 

Preparación:

- Precalentar el horno a 180 grados celcius.

- Derretir el aceite de coco a baño maría hasta que esté completamente líquido. Si es que la miel que estás usando es dura, también caliéntala a baño maría junto con el aceite de coco.

- Luego mezclar la miel con el aceite de coco y la harina; y con las manos comenzar a mezclar hasta que la masa se pegue y esté uniforme. - Luego ir haciendo bolitas con la masa y luego las aplastas para dar forma a las galletas.

- A medida que vas haciendo las galletas las vas poniendo en una lata con papel mantequilla.

- Una vez que hayas terminado de hacer las galletas las pones al horno por 8-9 minutos (nosotros la segunda vez que las hicimos las dejamos un par de minutos más y quedaron demasiado doradas para mi gusto jajaja).

- Estas galletas cuando las sacas del horno van a seguir un poco blancas, pero se van endureciendo a medida que se van enfriando. Así, que haz el intento de no comerlas hasta que estén frías (a nosotros nos costó mucho esperar jejeje)