Hola! Hoy quería compartir algo que me ha pasado últimamente. Para que se entienda un poco, quería partir por contarles que antes de comenzar a cambiar mi alimentación, yo tuve muchos problemas con el tema del peso. Durante 10 años subí y bajé de peso en diversas ocasiones (mi peso fluctuó entre los 53 y 76 kilos).

Durante estos años mi meta siempre fue estar delgada, y aunque por momentos lo logré, no fue algo que permaneciera en el tiempo. Además, durante esos años vivía haciendo todo tipo de dietas. Cuando conocí la alimentación viva o “raw food”, sentí que era el momento de romper con este ciclo de dietas constantes, y decidí que tenía que enfocarme en estar sana…y que así podría lograr estar delgada de manera natural y permanente.

Una de las cosas más liberadoras de este proceso fue dejar de preocuparme de contar calorías. Comiendo alimentos naturales, como frutas, verduras, semillas y frutos secos, logré perder peso sin esfuerzo y al mismo tiempo logré sanarme de hipotiroidismo y unas tantas cosas más jejeje. (eso es tema de otro post :) ) Sin embargo, al pasar 1 año comencé a recuperar el peso que había perdido y fue entonces cuando entendí que algo no andaba bien.

Si bien mi alimentación se basa en gran medida en alimentos naturales, orgánicos, mínimamente procesados, etc. pude ir notando con el paso del tiempo que mi piel no estaba firme, que tenía mucha grasa en la guata…y aunque por mucho tiempo me decía que eso no me importaba, que lo que era importante era sentirme saludable y no enfermarme, este año fui honesta conmigo misma y me di cuenta de que quería alimentarme para poder perder esa grasa que he acumulado por muchos años. Quise compartir esto porque sé que para muchos, sobre todo para nosotros las mujeres, el tema del peso es algo que nos preocupa.

Yo veo que en muchas partes se dice que cuando se come 100% natural y alimentos hechos por nosotros, es muy fácil perder peso. Y yo también lo sentí así por mucho tiempo. Todavía creo que es más fácil perder peso comiendo así :) Pero, quiero escribir esto para que a otras mujeres (y hombres también) no les pase que crean que pueden comer grandes cantidades de alimentos naturales y no subir de peso.

Por ejemplo, si comemos grandes cantidades de hojas verdes, de frutas y verduras, lo más probable es que no engordemos, pero no va a pasar lo mismo si nos comemos 2 puñados de almendras, 3 paltas y 5 plátanos diarios. Claramente hay personas que pueden comer mucho y no engordar, pero para los que no estamos en esa categoría, lo mejor es saber que hay alimentos que aunque sean muy saludables y naturales nos van a hacer subir de peso igualmente, si es que los consumimos en exceso.

Yo este año me propuse trabajar para reducir la grasa y aumentar mi musculatura, y en este proceso me he dado cuenta de que necesito ir un poco más allá. Yo ya como todo natural, pero he tenido que ir probando y cambiando qué alimentos como más y qué alimentos debo consumir con moderación para lograr mis objetivos. Al principio tuve “miedo” de volver a contar calorías, ya que no quiero volver al pasado. Sin embargo, hice el ejercicio de contar las calorías de lo que estaba comiendo normalmente, ya que después de 4 meses de hacer gimnasia todos los días, no sentía que hubiera GRANDES cambios. Y si queremos que algo cambie, entonces tenemos que hacer algo distinto a lo que hemos estado haciendo. Fue ahí cuando me di cuenta de que estaba consumiendo cerca de entre 1.800 y 2.000 calorías diarias….estas calorías me sirven para mantenerme en un peso estable, pero para bajar de peso, tuve que aprender a comer 1.600 calorías diarias.

Ojo!! Que para cada persona la cantidad de calorías es distinta! y por ningún motivo coman menos de 1400 calorías diarias ya que eso va a provocar daños en tu metabolismo y después cuando comas más vas a subir de peso nuevamente (el efecto yo-yo, donde las dietas con pocas calorías sólo provocan daños a mediano y largo plazo). Bueno, quería compartir esto con ustedes, más que nada para quienes queremos bajar de peso….ya que en muchas partes te dicen que es suficiente con comer saludable y creo que al menos a mí, eso no me dio los resultados que yo esperaba. Con esto no quiero transmitir que todos empiecen a contar las calorías de todo lo que comen, pero si quieres perder peso y no lo logras entonces por un mes o dos puedes ver la cantidad de calorías que comes, para así aprender cuales son las porciones que requiere tu cuerpo.

Finalmente, NO tenemos que contar calorías, pero quizás debemos aprender a medir nuestras porciones, ya que antes mi concepto de una porción era distinto....esto quizás estaba un poco distorsionado porque vengo de una familia en donde mientras más es mejor, y bueno, porque ahora en todas partes las porciones de comida son un tanto exageradas. Por ejemplo, yo antes al almuerzo me comía 1 y media tazas de quinoa, con media palta y legumbres. En cambio ahora me como 1/2 taza de quinoa, 1/4 de palta, y un poco de legumbres o alguna proteína como huevo o carne natural, ya que eso me hace sentir más satisfecha. Esto es sólo un ejemplo, para que se den cuenta de que aún comiendo sano se puede hacer difícil perder peso. De todas formas comiendo sano el "sobrepeso" es sólo de unos cuantos kilos, en cambio cuando comes alimentos procesados y refinados el problema de peso puede ser mayor.

Además ahora en mis 30, me siento infinítamente mejor que en mis 20, mi salud mejora día a día, y tengo muchísimo más energía y vitalidad.  Puede que el cambio físico no se note mucho, pero sicológicamente y de salud, me siento increíble.  

¡Un abrazo a tod@s y que tengan un lindo día!