Ya hemos posteado algunas recetas similares a esta, pero creemos que este tipo de pan es taaaan rico que esperamos que te atrevas a prepararlo!

Sé que cuando tenemos poco tiempo, a veces es mejor ir a comprar algo que ya esté listo, sin embargo, SIEMPRE  va a ser mejor preparar tus propios alimentos, ya que van a ser más frescos, y así te aseguras de que no tengan ingredientes químicos, artificiales, etc.

Una vez que haces por primera vez este pan te das cuenta de que es tan fácil, que después vas a preferir hacer esto que comer algo poco saludable que puedas comprar en el supermercado. Sólo tienes que tener siempre a mano harina de maíz y harina de trigo sarraceno (este se puede reemplazar por harina de quínoa, de mijo, de amaranto, de avena, de garbanzos o de lentejas).

Para la receta necesitas:

- 1 taza de harina de maíz

- 1/2 taza de harina de trigo sarraceno (se hace moliendo los granos enteros de trigo sarraceno en una licuadora, procesador de alimentos o molinillo de café)

- 1 taza de agua purificada

- 1 cucharadita de sal de mar (u otra sal sin refinar)  

Para ver la preparación te invitamos a ver el siguiente vídeo: http://youtu.be/dDasnrbz5_c   Cuéntanos cómo te va con la receta!