Ahora en verano es más fácil tomar la cantidad de agua que a diario nuestro cuerpo necesita para mantenerse hidratado y para ayudar a eliminar las toxinas que no queremos que se acumulen en nuestros órganos.

Muchas veces se habla de que necesitamos 2 litros de agua aproximadamente. Sin embargo, me parece que todas estas cifras nos hacen olvidar que cada uno de nosotros tiene necesidades especificas y únicas. Es por esto, que lo mejor es aprender a reconocer cuando nuestro cuerpo nos pide agua, y tomarla sólo cuando tenemos sed

Otro factor que podemos considerar es que nuestra ingesta necesaria de agua va a variar a diario. Va a depender de los tipos de alimentos que hayamos consumido (si comes más frutas y verduras, tus requerimiento de agua debieran ser menor a que si comes pan, galletas o carne), de si hemos estado al sol o si hemos hecho algún deporte.

Si hemos estado años desconectados de nuestras necesidades de agua, una buena opción para saber si estás tomando la cantidad de agua necesaria para que tu cuerpo funcione bien, entonces debes mirar el color de tu orina. Cuando el color es amarillo intenso, significa que lo mejor es aumentar nuestro consumo de agua.

Pero ojo! Que hoy en día no es llegar y tomar cualquier tipo de agua. Actualmente, el agua de la llave viene con una cantidad excesiva de contaminantes como metales pesados, químicos, flúor, etc. Por lo que lo ideal es tomar agua filtrada o purificada. Si quieres leer más información sobre el agua puedes pinchar aquí o acá :)

¡Que tengas un maravilloso día!