Yo hasta hace un tiempo no había conocido la polenta, o sea la conocía, pero en realidad no le había puesto atención. Me arrepiento tanto!! es deliciosa!

Hoy les comparto una forma bien básica de prepararla, pero más adelante voy a compartir otra que es aún más sabrosa :)

La polenta amarilla es sólo maíz molido, por lo que es libre de gluten. La puedes servir como acompañamiento a una cena o almuerzo o puedes usarla como base para una ensalada. Queda muy rica mezclada con salsa de tomate y distintas hierbas, como orégano o albahaca. Hay quienes también la cocinan con queso y de seguro que también queda delicioso.

También se puede usar para hacer queques y otras cositas dulces :), pero aún no la he probado así. Aunque pronto quiero empezar a probar recetas.  

 

 

 

 

Para la receta básica necesitas (para 2 personas)

- 1/2 taza de polenta amarilla

- 1 y 1/2 tazas de agua purificada

- 1 cucharadas de ghee o aceite de coco

- 1 cucharadita de sal rosada o sal de mar  

 

Preparación: 

- Hervir el agua en una olla y agregar la sal y el ghee.

- Agregar la polenta y revolver para que no se formen grumos.

- La cocción se demora aproximadamente 10 minutos o hasta que la polenta espese y adquiera textura cremosa.

- Servir inmediatamente o guardar en un recipiente con tapa por 4-5 días.

*Notas:

- Si no lo sirves inmediatamente y lo guardas en el refrigerador se va a poner más firme, pero eso no significa que esté mala. De hecho en unas semanas vamos a subir otra receta con polenta firme :)

- Puedes fácilmente doblar esta receta para preparar para más personas. Cuando doblas la receta el tiempo de cocción también aumenta al doble.