Hace algún tiempo me recomendaron tomar té yogui durante el día, pero la preparación me parecía muy larga, ya que tenía que poner los ingredientes en un litro y medio de agua y hervir por 15 minutos. Además, después se iba enfriando y me gusta tomarlo calientito.

Así que me compré un termo (pongo agua a hervir sólo una vez al día) y hago mi té yogui todas las mañanas. Me sorprende lo simple de esta preparación y lo rica que es. La semana pasada tuve que salir mucho y a donde iba llevaba mi termo, y cada vez que me servía el té alguien se acercaba a preguntarme que era lo que estaba tomando, porque el aroma es maravilloso! Como a tantos les gustó este té, decidí compartirlo con ustedes.

Es una excelente forma de consumir más agua en el invierno, lo puedes llevar a donde sea, y te olvidas del frío.  

Espero que les guste!  

Que tengan un hermoso día!          

Los ingredientes son los siguientes:

- 2 clavos: que ayudan a la digestión y circulación.

- 2 semillas de cardamomo enteras: bueno para la digestión y el sistema respiratorio.

- 2 granos de pimienta negra: purifica la sangre y ayuda al sistema digestivo.

- 1 ramita pequeña de canela: ayuda a regular la glicemia, es bueno para el sistema inmune.

- 2 rodajas de jengibre: es excelente para los problemas digestivos, mejora el sistema inmune, ayuda a quienes sufren de naúseas, tiene propiedades anti-inflamatorias, etc.  

 Todos estos ingredientes los puedes comprar a granel en tostadurías, por lo que resulta un té extremadamente económico. Si no encuentras todos los ingredientes no te preocupes ( a mi hoy se me acabó el jengibre y lo hice con el resto de los ingredientes) porque queda rico igual. Yo lo disfruto sin endulzar, pero queda delicioso con un poco de miel o estevia

- Dentro del termo agregar todos los ingredientes.

- Hervir 1 litro de agua y agregarla al termo.

- Cerrar el termo y dejar reposar por 1/2 hr para que los ingredientes comiencen a liberar sus sabores y propiedades medicinales ;)

- Consumir durante el día.