Hola!! La receta de hoy es muuuy entretenida y práctica. Cómo mencionamos en el video, nosotros probamos comer el amaranto cocido y no nos gustó nada. La textura que adquiere luego de cocinarlos es gelatinosa y eso a muchas personas no les gusta.

A mi esa textura no me molesta...de hecho me como las semillas de chía así sin problemas. Pero, el gran problema del amaranto es su sabor....según yo tiene sabor a azufre....nunca he comido azufre, pero eso se me vino a la mente cuando lo probé :). El amaranto, al igual que la quinoa es una semilla, pero que tiene un perfil nutricional más parecido a un cereal. Es bueno incorporarlo a nuestra alimentación, ya que tiene muuuuchos nutrientes.

De acuerdo al sitio Livestrong, el amaranto es alto en magnesio, fósforo, manganeso. Si se lo compara con el trigo, el amaranto tiene 4 veces más calcio y 2 veces más fierro y magnesio. Además, aporta buenas porciones de proteína. Además de las pipocas de amaranto, también son muy ricas las pipocas de quinoa. Sin embargo, nosotros intentamos hacer pipocas de quinoa y el resultado no fue exitoso :( Las pipocas de quinoa o amaranto, puedes usarlas de muchas formas.

Las puedes poner sobre una ensalada, para decorar un helado, mezclándola con coco rallado, pasas y almendras para hacer un "muesli", sobre el yogurt, con leche de almendras, etc. Para hacer las pipocas sólo necesitas una olla alta y semillas de amaranto.

Si quieres ver los fácil que es hacer tus propias pipocas entonces no te pierdas el video :)    

Espero que lo disfruten!! Que tengan un hermoso fin de semana!