Hola!! Ya habíamos hecho otras mantequillas en el blog, como la de semillas de maravilla o la de almendras, pero últimamente estamos consumiendo bastantes de estas mantequillas, por lo que queremos ir variando de frutos secos, por un tema de sabor y también porque cada fruto seco a semilla aporta diferentes nutrientes.

Hoy quisimos hacer mantequilla de maní, ya que no comíamos hace muuuuuuchos años. Y la verdad que tanto a Gabriel como a mí, nos pareció muuyyy rica (a la Mila también le gustó jijij), así que quisimos compartirla con ustedes. Nosotros la hicimos salada, pero la pueden hacer con miel, con lúcuma, maqui, cacao nibs, etc. o simplemente la hace sola y al momento de comerla le pueden agregar lo que más les apetezca en ese momento :)

Que tengas un fin de semana maravilloso!      

Para la receta vas a necesitar:

Equipo:

Procesador de alimentos (algo similar a esto que está aquí.)

- Espátula

- Frasco de vidrio para guardar la mantequilla

Ingredientes:

- 300 grs. de maní sin sal y sin tostar (casi todo el maní que se vende como maní natural, está levemente tostado, pero ese es el que necesitas). Te recomendamos comprarlo a granel en alguna tostaduría, ya que es mucho más económico.

- 1/2 cucharadita de sal de mar (opcional)  

Preparación:

- Tostar el maní en el horno por 10 min a 150 grados.

- Inmediatamente poner en el procesador junto con la sal y procesar por 15 minutos aprox. o hasta que el maní se haya vuelto una pasta cremosa. Durante estos 15 minutos, es recomendable parar de vez en cuando y con una espátula remover el maní que se va quedando pegado en la pared del procesador.