Hola! Ya habíamos hecho esta receta en el blog hace muuuucho tiempo. Pero, como no recibió toda la atención que se merece, la estamos publicando nuevamente. Esta receta es extremadamente fácil, tiene 2 ingredientes básicos, dura varios días en el refrigerador y es mil veces mejor que el 99% de las cosas que generalmente los niños y adultos comen como colaciones o cuando tienen antojos por algo dulce.

A nuestro parecer, el sabor es casi como comer un trozo de torta de "mil hojas" sólo que en este caso estaremos evitando el exceso de azúcar refinada, grasas de mala calidad y harinas refinadas.  

 

 

Para la receta vas a necesitar:

- 1/2 taza de avena -

dátiles (hay veces que los dátiles son muy secos o pequeños y en ese caso es necesario agregar más dátiles y un poco de agua para ayudar a procesar la mezcla.  

Como ingredientes opcionales nosotros usamos:

- 1 cucharadita de cacao nibs

-  1/2 cucharadita de espirulina (con esta cantidad ya se siente el sabor a espirulina, así que si no te gusta le tienes que poner menos, o simplemente no usarla)