Hace un tiempo les comenté los beneficios del Kale, pero si te lo perdiste, lo puedes ver pinchando aquí. Si bien el kale se ha vuelto muy popular, muchos no sabemos diferentes y ricas formas de prepararlo. Lo bueno es que esta receta es deliciosa y muy muy fácil!

Vamos directo al grano! o mejor dicho a la pestaña siguiente jajaj.

Lindo día!  

Los ingredientes son:

- Kale (lo encuentras en www.aldeanativa.cl)

- 1 cucharadita de aceite de oliva extra virgen

Sal de mar o sal rosada a gusto *Opcionalmente le puedes agregar semillas de sésamocúrcumacominopimienta, etc.  

Preparación:

- Precalentar el horno a 100 grados celcius.

- Lavar el kale y secarlo muy muy bien!. Este paso es importante porque si queda húmedo no te quedarán crujientes.

- Con las manos, retirar los tallos muy duros y picar las hojas del tamaño que desees.

- Una vez que el kale esté seco, agregar el aceite de oliva y la sal y masajear suavemente para esparcir los aliños.

- Luego, poner en una bandeja y llevar al horno por 15-25 minutos o hasta que estén listos. Es mejor revisarlos constantemente para que no se quemen, ya que si te quedan negros los bordes, pueden quedar amargos.

- Una vez listos, dejar enfriar y comer. Si es que logras que te queden :) , los puedes guardar en un recipiente con tapa por una semana.  

 

¡Detalles importantes!

- No usar mucho aceite ni muy poco, porque una de los dos extremos puede alterar la crocancia.

- Cuando los pongas en la bandeja para llevarlos al horno, no deben quedar unos encima de otros.

- Sé que puede ser difícil esperar, pero es mejor dejarlos enfriar unos minutos antes de comerlos.