Por mucho tiempo hemos creído que estar en contacto con los rayos del sol son los culpables de que miles de personas sean diagnosticadas con cáncer a la piel. Desde que comencé mi camino hacia una vida más natural, conciente e integral he escuchado y leído mucho, y la información que he encontrado me hace más sentido y es por esto que he eliminado de mi vida los bloqueadores solares.

Con esto, no estoy diciendo que es seguro para nosotros ponernos 2 horas al sol sin protección solar. Me refiero a que nos pongamos al sol por un tiempo prudente (el necesario para mantenernos saludables u obtener los beneficios de la luz del sol, pero sin llegar a quemar nuestra piel) y que utilicemos productos que nos protejan del sol de manera natural como el aceite de coco (que naturalmente tiene protección +15), un sombrero, un quitasol o un árbol.

El problema hoy en día es que como nos han asustado tanto, la gente está SOBRE utilizando miles de productos cosméticos con bloqueadores solares, que ahora están presentes incluso en el maquillaje y es una rutina sagrada utilizarlos. He escuchado a muchas mujeres decir que no salen de sus casas sin ponerse alguna crema con factor protector.

Me imagino que la mayoría los dermatólogos, nos dan el mismo consejo, sin siquiera cuestionar si los productos que estamos utilizando son dañinos para nuestra salud. Sin embargo, la incidencia de cáncer a la piel ha aumentado impresionantemente en los últimos 20 años, como también lo han hecho los productos que dicen protegernos del sol. Puede que haya una correlación directa entre ambos factores, por lo que podríamos cuestionarnos que es lo que genera tantos problemas, el sol o lo que supuestamente nos protege de éste.

Además de lo anterior, creo que los motivos por los cuales las cremas y productos cosméticos que tienen protección solar no son tan buenos son:

-       Los ingredientes presentes en estos productos son potentes creadores de radicales libres, los cuales van generando daños a nivel celular.
-       Algunos ingredientes pueden causar una alta actividad de estrógenos. Estos ingredientes se hacen pasar por los verdaderos estrógenos en nuestro organismo (hormona clave en el funcionamiento femenino) y generan un completo desbalance de nuestro sistema hormonal, lo que puede llevar a el aumento de cáncer, disminución del conteo de espermios en los hombres, defectos de nacimientos, baja de la líbido, etc.
-       Uno de los mayores beneficios de tomar la cantidad apropiada de sol, es la producción de Vitamina D, y justamente lo que provocan los productos cosméticos que contienen bloqueadores solares es reducir la capacidad de la piel para producir de esta valiosa vitamina (que en realidad es una hormona). La vitamina D es crucial para mantener adecuados niveles de calcio y fósforo, ayuda a la absorción de calcio, promueve la mineralización de los huesos, y mucho más. Entonces, no tengamos miedo al sol, pero seamos prudentes.

Sólo se requiere de 20 minutos de exposición al sol el día para obtener las dosis recomendadas de esta vitamina y otros de los beneficios que nos entrega la luz solar. Si vamos a estar un tiempo más largo bajo el sol, lo ideal es que busquemos alternativas a los bloqueadores convencionales. Además, el consumo de alimentos ricos en antioxidantes, ácidos grasos esenciales omega 3, etc. como la espirulina, el aceite de krill, chia, también nos protegen.  

Si te interesa este tema te recomiendo leer este enlace del sitio del Dr. Mercola