Algunos de los que nos siguen en instagram saben que hace un tiempo comencé a hacer una dieta para enfermedades autoinmunes. Si quieres saber más puedes pinchar en este enlace.

Básicamente este es un protocolo de alimentación que busca eliminar el consumo de alimentos que pueden generar efectos inflamatorios o que no sean nutritivamente densos.

En un principio mi dieta se basó en carnes, verduras (dejando fuera las solanáceas: papas, tomates, ají, pimientón y berenjena), cantidad limitadas de frutas y grasas saludables como aceite de coco, aceite de oliva y palta.

La verdad es que es bien difícil y desafiante.

Sobre todo en esos días en que lo único que queremos es algo dulce y a mi específicamente me baja una necesidad imperiosa por chocolate. Probé con comer unos chocolates endulzados con estevia y maltitol y fue terrible jajajja y me dolió mucho la guata.

Fue ahí cuando mi nutricionista me recomendó esta preparación así que la quise compartir con ustedes porque para mi fue un salvavidas.

Yo ya había subido al blog cómo preparar un café estilo bullet proof, pero con cacao también es maravilloso.

Sé que muchos pueden pensar que esta preparación es una locura, pero si bien no es una pócima mágica, es una opción maravillosa dentro del marco de una alimentación saludable en la que se privilegia el consumo de grasas frente al consumo de carbohidratos.

Espero que te guste y te salve tanto como a mi.

- 250 ml de agua caliente

- 1 cda cacao amargo en polvo

- 1 cda mantequilla de campo

- 1 cda aceite de coco Manare

- gotas de estevia

- Hervir el agua y mezclarla con todos los ingredientes en una licuadora y procesar por 1 minuto.

- servir inmediatamente