Los que siguen el blog y nuestras redes sociales saben que hace un tiempo estamos siguiendo una alimentación más alta en grasas y reducidas en carbohidratos.

Una de las cosas que más me cuesta es cuando estoy con hambre y quiero algo como colación y casi siempre recurro a frutos secos o palta, pero hay veces en que quiero algo diferente y esta es una excelente opción.

Se pueden mantener por mucho tiempo refrigerados y así tenerlos a mano para los ataques de hambre.

Espero que les guste tanto como a mi.

Lindo día!

- ½ taza de mantequilla almendras (puedes usar mantequilla de maní, cajú, etc.)

- 3 cucharadas de aceite de coco (se puede reemplazar por mantequilla de coco también)

- gotas de estevia a gusto 

- Derretir el aceite de coco 

- Una vez derretido, ponerlo en un bowl y con una cuchara mezclarlo con la mantequilla de almendras y la estevia.

- Ponerlo en moldes y congelar o refrigerar hasta que estén firmes.

- Se pueden guardar por varias semanas manteniéndolos refrigerados.