Ahora que empiezan los días fríos un tema recurrente son los resfríos, gripes y todos sus derivados. Ya hemos hablando mil veces en el blog sobre esto jijij (después de 5 años escribiendo en el blog me puedo poner un poco repetitiva), pero es vital que llevemos una alimentación saludable para mantener nuestras defensas altas, aunque incluso a veces cuando nos alimentamos bien podemos recurrir a otras ayudas de la naturaleza.

Es por eso que hoy quería compartir un poco de información sobre la cúrcuma. Muchos la conocemos sólo en polvo, pero la cúrcuma es una raíz que de forma es muy similar a la raíz de jengibre, pero la de cúrcuma es de color amarillo intenso. Su sabor es levemente parecido a la pimienta y es un tanto amargo.

La cúrcuma por lo general viene mezclada con otras especies en lo que conocemos como mezcla para curry. Pero actualmente la podemos encontrar en polvo y solita.

La podemos usar para cocinar (agregar a sopas, guisos, arroz, quinoa, etc.), en batidos y mezclada en jugos.

Aquí les comparto algunos de los beneficios más conocidos:

- es un potente anti-inflamatorio 

- ayuda a desintoxicar el hígado

- nos protege de los efectos tóxicos del flúor

- se puede utilizar como tratamiento para enfermedades inflamatorias del intestino

- ayuda a prevenir el cáncer

- ayuda a reducir el colesterol y muuucho más.  

 

Aquí les dejo una receta ideal para cuando sentimos que va a empezar una gripe o resfrío. Ojo! que esta receta es más un alimento medicinal que un jugo rico. Este jugo nos ayudará a tolerar mejor los síntomas de una gripe y a recuperarnos con mayor rapidez.  

 

Ingredientes:

- 1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo (el sabor es fuerte por lo que puedes partir con menos y aumentar a medida que mejora la tolerancia)

- jugo de una naranja - jugo de 1 limón

- pizca de pimienta negra (ésta ayuda a que los componentes de la cúrcuma estén más bio-disponibles para nuestro cuerpo)

- 1 cucharada de miel (puede ser más, dependiendo del gusto personal)

- 1 cucharadita de aceite de coco o ghee (se usa un poco de aceite de coco porque se requiere de una fuente de grasas para aprovechar mejor los nutrientes de este jugo)  *la dosis diaria recomendada de cúrcuma es de 1 1/2 cucharadita  

Preparación: Mezclar todos los ingredientes en una licuadora y consumir.  

Lindo día!