Esta receta entró en mi radar cuando conocí a Gabriel (mi marido) ya que su familia tiene raíces árabes y cocinan siempre este tipo de comidas. Esta preparación es de las favoritas de mi suegro y es muy sencilla la preparación, pero obtienes una pasta deliciosa y muy nutritiva!

La puedes usar en un sándwich, para untar con chips, sobre galletas de arroz, como aderezo para una ensalada, etc.

Espero que te guste!

Lindo día!

2 berenjenas

2 cdas de tahini

1 cda aceite de oliva

1 cdta pasta de ajo

1 cda de jugo de limón

½ cdta de sal rosada

- Poner las 2 berenjenas directo al fuego de la cocina e ir dándolas vueltas hasta que toda la piel se tueste y estén blandas por dentro.

- Retíralas del fuego y córtalas y espera a que se enfríen para poder manipularlas.

- Una vez que están más frías, con una cuchara retira toda la “carne” de la berenjena y elimina la cáscara.

- Pon la "carne" de la berenjena sobre papel absorbente para eliminar el exceso de agua.

- Luego ponla en un procesador de alimentos junto con el resto de los ingredientes y procesa hasta obtener una pasta homogénea.

- Servir inmediatamente o guardar en un frasco con tapa y refrigerado. 

*Al tener ajo y jugo de limón, que actúan como conservantes esta preparación puedes guardarla hasta por 2 semanas.