En búsqueda de snacks que sean sin azúcar y bajos en carbohidratos que sean fáciles de transportar se me ocurrió hacer estas almendras tostadas en casa.

Las almendras sin tostar son deliciosas, pero cuando uno las tuesta los sabores se intensifican y es rico variar de vez en cuando.

Lamentablemente casi todos los frutos secos que vienen tostados, traen de ingredientes aceites vegetales de mala calidad y sal refinada.

Hacerlos en la casa es extremadamente fácil y los puedes hacer con mejores ingredientes. En este caso yo utilicé aceite de oliva y sal rosada, pero puedes usar aceite de coco y sal de mar también.

Una vez que están listas las puedes guardar en un recipiente con tapa y mantenerlos por varias semanas.

Espero que te encante tanto como a nosotros!

- 500 gramos de almendras naturales

- 1 cda de aceite de oliva

- 1 cda de sal rosada

- En una bandeja apta para el horno por todas las almendras.

- Luego vierte sobre ellas el aceite de oliva y la sal.

- Revolver bien para que todas las almendras queden cubiertas con aceite y sal.

- Llevar al honor a 180 grados por 10 minutos.

- Dejar enfriar y servir o guardar en un recipiente con tapa.