Por si no lo has visto, hace unas semanas que he estado compartiendo lo que he logrado investigar sobre cómo tener un embarazo saludable, un bebé sano y también cómo recuperarnos mejor después del parto.

Mi intención es compartir mi experiencia, y creo que a cada uno le hace más sentido información diferente. Yo, por lo general, confío más en información alternativa e independiente, que quizás puede ser extraña para algunos.

Creo que lo más importante es investigar y leer, para así conocer diferentes perspectivas y finalmente tomar una decisión informada. Si bien esto es lo que yo he decido hacer, siento que no es la única fórmula que puede traer buenos resultados.

Yo además, de estar siguiendo una alimentación como lo que menciono en la parte 1 y parte 2, he decidido suplementarme con:

1.- Folato: Yo elegí tomar Folato en vez de ácido fólico, ya que el Folato es la forma natural de este nutriente y el ácido fólico es un compuesto sintético. Si bien si se ha comprado que el consumo de ácido fólico ayuda a prevenir malformaciones del tubo neural, es mejor la suplementación con Folato, ya que la absorción es mayor. El folato se encuentra de manera natural en los siguientes alimentos: vegetales de hojas verdes, órganos de animales, vegetales de raíz y frutos secos.
Dosis recomendada: 800 mcg de folato al día. Yo compré este de la marca Solgar. También encuentras folato en Aldea Nativa.

2.- Colágeno:  está presente en todos nuestros tejidos, cartílagos, piel, uñas y pelo. Por este motivo resulta un componente esencial en la formación del bebé. Además, he leído que muchas mujeres afirman que con un consumo regular de colágeno han prevenido estrías durante el embarazo. El colágeno se puede obtener de caldos de huesos de animales (creo que pronto escribiré una receta para esto)
Dosis recomendada: 1 a 2 cucharadas diarias. Yo compro el de la marca Great Lakes, ya que proviene de animales de libre pastoreo. Lo puedes comprar en nuestra tienda en línea o en Aldea Nativa.

3.- Vitamina D3la vitamina D3 es la mejor forma de vitamina D con la que podemos suplmentarnos, ya que este es el tipo de vitamina D que nosotros fabricamos en contacto con el sol. La vitamina D3 es en realidad una hormona y es esencial para el desarrollo neuronal y la deficiencia de esta vitamina ha sido relacionada con numerosos problemas de salud. La vitamina D está presente en alimentos como las yemas de huevo, el hígado, el aceite de hígado de bacalao, mantequilla y quesos.
Dosis recomendada: 5000 iu al día.  

4.- Vitamina K2:  esta vitamina es bastante importante también (ayuda a la salud de los huesos, cerebro, pelo, piel y corazón, entre otros) y muchos no la consumimos porque se encuentra en alimentos que se nos ha dicho que es mejor evitar como quesos duros y blandos, yemas de huevos, mantequilla, hígados de pollo, salame, pechuga de pollo y carne molida. Yo además de consumir estos alimentos decidí utilizar el sumplemento de la marca Thorne Research.
Dosis recomendada: 2.000 mcg al día.  

5.- Magnesio: este mineral es crucial y uno de los más importante que podemos suplementar durante el embarazo. La deficiencia produce síntomas como: jaquecas, arritmia, taquicardia, calambres, síndrome pre-menstrual, angustia  y nausea entre otros. Debido a la mala calidad de los suelos en donde crecen las frutas y verduras actualmente es bastante difícil obtener el magnesio a través de la alimentación. De todas formas las mejores fuentes alimentarias de magnesio son: cacao, vegetales de hojas verdes oscuras, frutos secos y semillas, paltas y plátanos.
Dosis recomendada: 400-500 mg al día.  *Es mejor tomarlo antes de dormir. También puedes hacer tu mismo un spray de aceite de magensio y aplicarlo sobre la piel todos los días. Aprende cómo hacerlo pinchando aquí.  

6.- Vitamina C: Además de ser un potente antioxidante ayuda a la producción de colágeno y a evitar que entren al cuerpo agentes que causan enfermedades como virus y toxinas. La vitamina C se encuentra en alimentos como las frutas cítricas, pimientos, frutillas, brócoli, manzanas, perejil, etc.
Dosis recomendada: 1 a 2 gramos diarios de ácido ascórbico. Es mejor consumirla con comidas ya que actúa en conjunto con minerales, vitaminas y flavonoides.  

Bueno, estos son los suplementos que decidí tomar yo.

Preferí encargar por iherb o amazon la mayoría, ya que busqué marcas que contengan las formas que son más óptimas y que además vengan libres de rellenos como talco, colorantes, almidón de maíz, etc. De todas formas el tomar suplementos no significa que podemos comer una alimentación poco óptima, ya que es sólo un complemento y creo firmemente que la mayoría de los nutrientes que necesitamos podemos obtenerlos de los alimentos. Yo decidí tomar todo esto porque quiero que mi cuerpo tenga todo lo que necesita para crear un nuevo ser :) Espero que esta serie de artículos les hayan sido de ayuda!  

*Actualización al 16-Dicimembre-2016: Yo cuando estaba embarazada no encontraba muchos de estos prodcutos en Chile, pero ahora me he preocupado de que en Aldea Nativa (mi tienda física y que en nuestra tienda online hayan varios de estos suplementos.