La semana pasada escribí la primera parte sobre alimentación y fertilidad, así que puedes revisarla, antes de empezar con este artículo. Esta vez quería escribir sobre las recomendaciones nutricionales que más me han llamado la atención.

Sé que estas recomendaciones pueden parecer erróneas si aún creemos que comer grasas y productos animales es poco saludable. Sin embargo, hay mucha información que hoy en día nos muestra que esto es un error (revisa los libros al final de esta publicación).

Me influyó mucho la información recopilada por la Fundación Weston Price, que se dedica a difundir los hallazgos hechos por Weston A. Price, quien se dedicó a estudiar la alimentación de pueblos y tribus que seguían viviendo fuera de áreas industrializadas. Él observó como se deterioraba la salud de estas personas al comenzar a incorporar alimentos como harinas y azúcar refinada, entre otras cosas. Previo a estos cambios en la alimentación el pudo reconocer que todas las tribus y pueblos consumían ciertos alimentos sagrados, ya que sabían que eran los que ayudaban a la salud y fertilidad de sus integrantes. Entre estos alimentos se encuentra el hígado, las yemas de huevos, lácteos sin pasteurizar, etc. Luego se hizo análisis a estos alimentos y se descubrió que todos son altos en vitaminas A, D y K2.

La vitamina A o retinol, es diferente a la vitamina A que se encuentra en los vegetales (en los vegetales se encuentran los carotenos), ya que estos son precursores del retinol. La vitamina D es en realidad una hormona, que nosotros fabricamos cuando nuestra piel está en contacto con el sol, pero lamentablemente ahora todos le temen al sol y eso ha creado una deficiencia colectiva de vitamina D. La vitamina K2 se sabe que es importante, ya que actúa en conjunto con el calcio y la vitamina D, para la formación y salud de los huesos.

Bueno, aquí les dejo la guía de alimentación de la Fundación Weston Price para mujeres embarazadas:

-Aceite de hígado de Bacalao: se requiere de uno que aporte aprox. 20.000 IU de vitamina A y 2.000 Iu de vitamina D

- 900 ml aprox. de lácteos de leche entera,de preferencia leche cruda y de animales alimentados de pasto.

- 4 cucharadas de mantequilla al día, de preferencia de vacas alimentadas a pasto

- 2 o más huevos al día, de preferencia de pollos alimentadas de pasto.

Yemas de huevo adicionales. Agregadas a batidos de leche, aderezos de ensalada, huevos revueltos, batidos, etc.

- Entre 85 y 100 gramos de hígado fresco, 1 o 2 veces por semana.

- Mariscos: 2-4 veces por semana. Especialmente el salmón salvaje, mariscos y huevos de pescado.

- Carne de res o cordero diariamente, siempre consumido con su grasa

- Pescado grasoso o manteca diariamente, para la Vitamina D

- 2 cucharadas de aceite de coco diariamente, usado para cocinar y en batidos de fruta con leche o yogurt.

- Condimentos y bebidas lacto-fermentadas (como chucrut o pickles fermentados)

- Caldo de huesos en sopas, estofados y salsas

- Granos enteros remojados

- Frutas y verduras frescas

Evitar:

  • Acidos grasos trans (por ejemplo, aceites hidrogenados)
  • Comidas chatarras
  • Comidas fritas comerciales
  • Azúcar
  • Harina blanca
  • Gaseosas (sodas)
  • Cafeína
  • Alcohol
  • Cigarillos
  • Medicamentos (aún cuando sean de venta con receta médica)
La verdad es que cuando leo la guía de alimentación me parece difícil llegar a comer las cantidades recomendadas, pero al menos yo hago lo posible por comer muuuchas grasas. Además, hay algunas cosas que no hago como comer mariscos y pescados y lácteos de manera regular. Y lo que más me cuesta es no comer azúcar....a pesar de que como la mayor parte del tiempo azúcares naturales como miel, maple o azúcar de coco he leído bastante sobre la importancia de reducir el consumo de azúcar en el embarazo y lactancia.
 
Cero que es importante no rechazar esta guía por completo y hacer lo que cada uno sienta que es lo mejor.  
 
Les recomiendo leer:
 
- El mito vegetariano de  Lierre Keith   (este libro lo puedes comprar en nuestra tienda en línea y también en Aldea Nativa)
- Los principios de una dieta saludable  (este es un artículo publicado en la web de la Fundación Weston Price)
 
Me queda aún más información que compartir así que la próxima semana escribo la parte 3 :)