Hoy este es un tema recurrente principalmente entre las mujeres.  Cada día aparecen más productos que dicen ayudar a mejorar la digestión. Pero, te has preguntado alguna vez ¿cuál es la causa de los problemas digestivos y por qué es algo tan masivo? Cuando la digestión no funciona correctamente, el cuerpo no logra obtener los nutrientes necesarios para funcionar adecuadamente y esto influye en el sistema inmune y en la salud mental y esto lleva a que  muchas personas sufran de fatiga, diferentes enfermedades físicas y  depresión. Dentro de los factores que van deteriorando el sistema digestivo y destruyendo la flora intestinal están: lo alimentos llenos de conservantes, colorantes y químicos, los medicamentos, el agua clorada, etc. Por lo tanto, si realmente queremos una solución, debemos comenzar con reconstruir el daño causado a la flora intestinal (con paciencia y dedicación, porque no existen soluciones milagrosas). Algunos tips para esto son: -       Evitar tomar medicamentos. -       Tomar agua de buena calidad y purificada (ojalá media hora antes o media hora después de haber comido para no diluir las enzimas encargadas de la digestión) -       Consumir altas cantidades de frutas y verduras, de preferencia orgánicas -       Masticar lo suficiente los alimentos. -       Poner atención a la combinación de alimentos. -       Comer sólo hasta sentirnos satisfechos, sin exceder la capacidad de cada uno. Además, puede ser muuuy útil eliminar o reducir al mínimo ciertos alimentos que pueden ser los más perjudiciales para la salud del sistema digestivo. Estos son los carbohidratos refinados (galletas, pan, pastas, etc.), los lácteos altamente procesados (leche de vaca, yogurt, etc.) y también el consumo excesivo de proteínas de origen animal. Sé que puede resultar difícil de entender, porque hemos vivido muchos años escuchando que es necesario tomar leche todos los días y comer carnes varias veces por semana. Sin embargo, te invito a probar, porque no importa lo que todos digan, cada uno es capaz de descubrir que es lo que te hace mejor. Yo sufrí de problemas digestivos por años y probé TODO lo que me decían que podría resultar, sin embargo nunca logré mejorar. Por suerte, hace 2 años comprendí que para sanar debía reconocer que no lograría nada con tomar miles de probióticos, remedios para el colon irritable, productos altos en fibra, etc. si es que no cambiaba la forma de alimentarme. Con este artículo, mi intención es que quienes sufren de problemas digestivos (úlceras, colon irritable, hinchazón, etc.) no se engañen pensando que algún producto mágico va a eliminar los síntomas tan molestos de los problemas digestivos, y que de a poco vayan avanzando hasta eliminar las causas de estos, para así poder sanarse y no tener que continuar cubriendo los síntomas. Si piensas que dejar los lácteos o los carbohidratos refinados es imposible, te entiendo completamente!! Hasta hace 2 años yo era una fiel consumidora de todos estos productos. Pero, se puede!!! No es fácil, pero hay alternativas, y cuando comienzas a ver que tus problemas desaparecen, las ganas de seguir tomando yogur, comiendo queso o comprando galletas o barritas altas en fibra (que por lo demás también son altas en grasas y en sodio) van desapareciendo de a poco. Si quieres mejorar tu digestión y eliminar de a poco los alimentos que no ayudan a tu sistema digestivo, una de las mejores opciones para el desayuno son los batidos verdes, que son altos en fibra y en nutrientes o puedes hacer tus propias barritas o bolitas de frutos secos. Además, esta semana te enseñamos cómo preparar leche de almendras….un excelente sustituto para la leche de vaca. La próxima semana compartiremos con ustedes cómo preparar alimentos altos en probióticos naturales!!!   http://youtu.be/VTxCDMebHDo   Leche de almendras:                Ingredientes:   -       ½ taza de almendras -       3 tazas de agua purificada * Opcional: la leche se puede endulzar con miel, dátiles, pasas, estevia, etc.  Y además, para ir cambiando el sabor le puedes agregar canela, vainilla, plátano, cacao en polvo, etc.   Instrucciones:   -       Licuar ambos ingredientes y luego filtrar para sacar los restos de almendras. *Esta leche puede durar hasta una semana refrigerada.