La semana pasada nuestra Mila vivió su primera "enfermedad"....partió con un poco de diarrea y vómito y luego ya no quería ni tomar agua ni comer.

Cómo no sabíamos qué le estaba pasando comencé a llamar a algunos veterinarios holísticos y que tratan a los perros con métodos alternativos (aromaterapia, flores de Bach, reiki, etc.), y por alguna sincronía de la vida las 2 personas que llamamos estaban ocupadas de vacaciones, sin embargo, me dijeron que para lo que tenía la Mila era mejor llevarla a cualquier veterinario....así que la llevé y la veterinaria me dijo que lo más probable es que tuviera gastroenteritis....ya que el otro día la llevamos a la Ecoferia y al parecer se comió todo lo que encontró en el suelo :( Yo le dije que no quería darle medicamentos tradicionales, pero de todas formas me recomendó algunas cosas como antiácidos y sales de rehidratación. Quizás para muchas personas esta situación pueda ser muy normal....pero yo sabía en mi interior que si le daba medicamentos iba a hacer que le costara más recuperarse. De todas formas fui a la farmacia y pedí mirar las sales de rehidratación para niños y leí los ingredientes y encontré varios nombres de colorantes y azúcar...así que no las compré y las hice en mi casa mezclando agua filtrada con sal de mar y azúcar de caña orgánica.

Bueno la razón por la que estoy escribiendo sobre esto hoy es porque tomé conciencia de lo difícil que puede ser creer en nuestra intuición cuando estamos con miedo. Yo no soy mucho de creer en teorías conspiratorias y ese tipo de cosas....pero en ese momento pude comprender por qué muchas personas nos miran raro cuando decimos que no tomamos medicamentos y que nuestra alimentación deja afuera todo tipo de alimentos procesados (con conservantes, colorantes, químicos de todo tipo, etc.).

Creo que las personas actúan sin quererlo de manera inconsciente y viven asustadas, y no es del todo culpa de ellas, sino que basta mirar cualquier noticiario en la noche si es que uno quiere acostarse con miedo. No veo noticias en la televisión, aunque sí leo los diarios, prefiero verlos por internet, así yo decido con qué informarme.

Por un momento, cuando la Mila se enfermó me cuestioné si la alimentación que le estaba dando era la adecuada (en otro post hablaremos más de lo que le damos de comer) y si estaba bien elegir no darle medicamentos....hasta que finalmente me calmé, me escuché y comprendí que tenía que aplicar todo lo que he ido aprendiendo en estos últimos años.

Ya calmada, decidí que lo mejor para ella era ayunar.....así que sólo le di las sales de rehidratación hechas por mi durante todo el día y noche y le hice masajes con aceites esenciales (ojo!!! que para aplicar aceites esenciales en mascotas debemos diluirlos mucho en algún aceite vegetal como aceite de coco, almendras, rosa mosqueta, etc. y además NO todos los aceites son adecuados para perros)...y al otro día volvió a estar bien....con ánimo, quiso comer y tomar agua....han pasado 5 días....y ya casi está 100% recuperada! :)

Ahora, que ya pasó todo agradezco lo que la Mila me está enseñando ya que debo confiar en mis decisiones con más fuerza  y perder el miedo a pensar distinto. Aprovecho de dejarles un link de Armony Pet, en donde venden mezclas de aceites esenciales para tratar a nuestras mascotas. ¿Y ustedes qué han aprendido de sus mascotas?