Hola! Hace tiempo que tenía ganas de hablar de esto, pero es un tema complejo. Para [email protected] los que han tenido que lidiar con problemas a la piel, saben que es algo difícil y frustrante. Yo desde la adolescencia comencé a tener espinillas y bueno, pensé que sólo iban a durar durante algunos años.

Sin embargo, a los 23 años seguía igual y hubo un momento en el que la situación empeoró y como no encontraba nada que me ayudara la dermatóloga me recomendó un tratamiento con Roacnetán, un medicamento extremadamente fuerte, que hoy NO volvería a tomar. Luego de este tratamiento se me fueron las espinillas, pero hasta el día de hoy hay momentos en los que aparecen algunas. Hace 3 años, dejé de usar TODAS las cremas que había comprado, para así evitar todos los ingredientes químicos y tóxicos que vienen en la mayoría de las cremas que usamos las mujeres. Y

para mi sorpresa, mi piel comenzó a mejorar, incluso desapareció la rosácea, que era otro tema aparte... Durante 2 años estuve usando aceite de coco y mi piel estaba mejor que nunca (igual con algunas leves irritaciones en la cara). Sin embargo, volví a usar un poco de maquillaje y luego me lo retiraba con un desmaquillante, que era libre de parabenos. Además, decidí cambiar el aceite de coco por un tiempo y usé aceite de rosa mosqueta y una crema natural que me regaló una amiga (hecha por ella). De a poco comencé a notar que mi piel volvió a estar irritada, me volvió un poco la rosácea....

Así que eliminé TODO nuevamente, dejé de maquillarme, y ahora lo único que pongo en mi cara es aceite de coco y he notado una gran mejoría! Quise compartir esto, para alentar a quienes están sufriendo de espinillas o rosácea, porque sé lo difícil que es lidiar con esto. Creo que es sumamente importante entender que nuestra piel es como una esponja y todo lo que ponemos en ella se absorbe y pasa a nuestra sangre.

Imagina comerse un batido con crema humectante o un trozo de jabón!! Al final cuando nos ponemos productos procesados en nuestra piel pasan a estar dentro nuestro y es casi como si los estuviéramos comiendo leeeentamente cada día. Por eso, creo que es importante que tratemos de mantener nuestros cosméticos lo más cercano a lo natural. (y dejar sólo el maquillaje para algunos eventos especiales). Para nuestra piel, podemos hacer uso de aceites como el de coco, de rosa mosqueta, de jojoba o de argán....eso sí fíjate que estos sean 100% aceites y que no contengan otros compuestos químicos. Otro factor que me ha ayudado a solucionar las espinillas y la rosácea tiene que ver con la dimensión emocional de las distintas cosas que ocurren en nuestro cuerpo.

Un libro que me ayuda y recurro mucho es "Tú puedes sanar tu vida" de Louise Hay. Además, cuando me aparecieron las espinillas, intenté comprender qué emociones surgían al pensar en ese problema... en mi caso al pensar en las espinillas de mi cara, sentía rabia y me trataba mal. De a poco comprendí que en mi caso las espinillas son un síntoma que me mostró que en muchas situaciones me trato mal, me comparo con otras mujeres y me critico....por lo que ahora cada vez estoy más consciente de que tengo que hacer lo contrario, es decir, tratarme con amor y  honrar mis virtudes.

Tan sólo en 2 semanas de hacer esto, mi piel ha ido sanando...estoy muy agradecida, porque gracias a esto pude avanzar y crecer ;) No tomemos el camino rápido de comprar la primera nueva crema que aparece en el mercado, sino que busquemos en nuestro interior la verdadera causa de la enfermedad. Tratémonos con amor, y comprendamos que cada uno de nosotros es diferente y especial.

Somos seres bellos que venimos acá a aprender, a crecer y a amar... :)