Hace tiempo que no escribíamos sobre las propiedades de algún superalimento. Para quienes no conocen el término "superalimento" se refiere a alimentos que tienen propiedades nutricionales superiores a los alimentos comunes, y por lo mismo, son alimentos que aportan mayores beneficios medicinales. Uno de estos alimentos es la Moringa.

La Moringa (moringa oleifera) es una planta que se originó en India, y actualmente ha sido reconocida como el "árbol de la vida", ya que sus hojas pueden aportar a nuestra alimentación una gran cantidad de vitaminas, minerales y proteínas. Actualmente, la Moringa se cultiva en América Central, América del Sur, África, Sri Lanka, Malasia y las Filipinas.

Por lo general, lo que nosotros consumimos son las hojas que están deshidratadas y luego molidas. Si tuviéramos un árbol de Moringa podríamos comer sus hojas frescas o cocidas, tal cual lo hacemos con la acelga o espinaca.

Las hojas de Moringa en polvo, son muy nutritivas y entre otras cosas nos aportan Vitamina C, FierroPotasioBeta-carotenoProteína, Fibra y antioxidantes.

El sabor de la Moringa en polvo es especial, de acuerdo a mi parecer, tiene un sabor que me recuerda al té (o al mate) y a la espinaca... quizás no les ayude mucho con mi explicación jajaja. Yo he encontrado que me gusta mucho más mezclar la Moringa en preparaciones saladas, aunque igualmente se podría usar la moringa en polvo para preparar platos dulces, como estas bolitas energéticas, también se podría agregar un poco al clásico helado crudi-vegano...bueno es cosa de ponerse creativos :).

¡Yo la he probado con huevos revueltos y es como más me ha gustado! Es tan simple como cocinar huevos revueltos y una vez que los has retirado del fuego le agregas un poco de moringa en polvo. Yo generalmente me como 2 huevos revueltos y le agrego 1/4 o 1/2 cucharadita de moringa en polvo. De otra forma en la que la he comido y me ha gustado es agregándola al arroz o la quinoa.

Lo que hago es agregar Moringa en polvo una vez que voy a servir la quinoa o el arroz, ya que lo ideal es evitar calentar la Moringa para que así conserve la mayor cantidad de nutrientes. Otra forma de comerla, que aún no he probado, es en una receta de pesto la cual después se puede agregar como salsa a alguna pasta. De todas formas la Moringa en polvo la puedes agregar a un vaso con agua, jugos, batidosyogurt, lechecrema de avenasopasguisospurésensaladaspapillas, etc.

La dosis recomendada de Moringa es de 5 gramos diarios o una cucharadita. Sin embargo, recuerden que la Moringa es un alimento y, por lo tanto, no tiene efectos secundarios, por lo que puedes comer más o menos cantidad sin problemas :)  

Ojalá les haya gustado el artículo de hoy, y tu ¿tienes más recetas con Moringa para compartir?