Ya algunas veces hemos hablado en el blog de que llevar una vida más sana y natural, al principio puede pasar por un cambio de alimentación o por cómo nos relacionamos con el medio ambiente, pero sin lugar a dudas, a medida que pasa el tiempo vamos conociendo muuuuchas más cosas que podemos hacer.

En nuestro caso, todo partió con la alimentación, después sobre tomar conciencia de nuestras acciones, y con el tiempo se fueron sumando otras decisiones, como por ejemplo: dejar de usar pastillas anticonceptivas.

Bueno, además de dejar los anticonceptivos orales, dejamos de tomar todo tipo de medicamentos. Decidimos esto porque si estábamos comiendo sano, sin químicos, sin conservantes, etc. para mantener nuestro cuerpo libre de químicos y toxinas, entonces tomar medicamentos era disonante. Además, quisimos darle la oportunidad a nuestro cuerpo de sanarse de manera natural.

Yo comencé a tomar pastillas anticonceptivas desde mi adolescencia. En esos años fui a una ginecóloga, y le comenté que en mi fase pre-menstrual y menstrual me sentía muy triste, sensible y que me me estaban apareciendo muchas espinillas, por lo que me recomendó comenzar a tomar anticonceptivos orales. Por lo tanto, fueron cerca de 10 años en los que me desconecté de mis emociones e intuición y en los que mi cuerpo se acostumbró a recibir hormonas sintéticas.

Hace 2 años dejé los anticonceptivos y estuve 5 meses sin menstruar. Al principio estaba un poco preocupada, porque además muchas mujeres con las que comenté esta situación me contaban que los ginecólogos les recomendaban volver a tomar pastillas porque estar sin menstruación era peligroso!! Ahora me causa mucho asombro nuestras creencias, y cómo yo antes no me cuestionaba nada, y sólo aceptaba lo que me decían, sin embargo, en ese instante por suerte decidí seguir mi intuición y tener paciencia con mi cuerpo porque sabía que iba a requerir tiempo el volver a fabricar mis propias hormonas. (¿por qué confiar a ciegas en un doctor, siendo que uno conoce su cuerpo mejor que nadie?)

Luego de 5 meses tuve mi primera menstruación y desde entonces mi ciclo se ha vuelto regular y he aprendido a ver en cada menstruación una posibilidad para conocerme más y mejor. Claro, que no es todo tan fácil. Una vez que dejé las pastillas comenzaron a aflorar muchas emociones y pensamientos que estaban reprimidos, y lidiar con ellos ha sido complejo. He tenido que aceptar mi sensibilidad y ver los aspectos positivos de ella. Además, últimamente me aparecieron las espinillas que de alguna forma escondí con las pastillas....y eso también ha hecho que esté sintiendo muuuuchas cosas.

Hay muchos efectos adversos de tomar pastillas anticonceptivas, los cuales pueden encontrar en google o aquí, aunque creo que lo más importante es que el tomar pastillas anticonceptivas nos aleja de nosotras mismas, de nuestra esencia, de nuestro cuerpo, de nuestra femeneidad. Y claro da miedo al principio, sobretodo hacer algo que la mayoría no hace, sin embargo, eso no quiere decir que lo que hagan todos sea lo más correcto para cada una de nosotras.

En estos momentos veo como un regalo el haber tomado esta decisión, porque he aprendido a estar conmigo, a sintonizarme con mis necesidades emocionales y a reconectarme con mi cuerpo. Además agradezco que tengo excelentes amigas en quien puedo confiar y una pareja incondicional en el cual apoyarme. :)

Les quiero compartir un link, de un blog llamado Aflora mujer, porque en él pueden encontrar mucha información sobre la menstruación y la salud femenina en general. Yo he tenido la fortuna de conocer a la creadora de Aflora mujer y creo que todas nos podemos beneficiar de lo que ella comparte. En este link, hay algunas lecturas recomendadas por ella.

 

Todo cambio empieza con un sólo paso...