Justo esta semana muchas personas nos preguntaron sobre las semillas de chía. Si bien ya hace algún tiempo que se volvieron populares, muchas personas siguen sin saber cómo consumirlas y cuáles son sus beneficios. Algunos datos importantes sobre la Chia:

- Excelente fuente de ácidos grasos esenciales Omega 3 (ALA).

- Es una excelente fuente de proteínas, contiene un 20 % de proteínas, aportando 19 aminoácidos

- Es alta en calcio y antioxidantes.

- En contacto con agua puede aumentar 9 veces su tamaño, por lo que nos hace sentir más satisfechos y así comemos menos.

- Se digiere y absorbe con facilidad.

- Es ideal para mantenernos hidratados por más tiempo si la consumimos con agua.

- No tiene sabor, por lo que adopta el sabor de otros ingredientes, lo que la hace ideal para preparar ricas recetas.

- Dura varios días ya que no se vuelve rancia con facilidad.

-  Ayudan a mejorar la digestión. Cuando se remojan en agua, se crea alrededor de las semillas una especie de gel que ayuda a mejorar el tránsito intestinal, disminuye la velocidad de absorción de la glucosa y aumenta la hidratación.  

En general, las semillas de Chía las recomiendan para la salud cardiovascular y para bajar el colesterol. Sin embargo, es necesario entender que NO hay alimentos milagrosos, y por lo mismo en conjunto con incluir estas semillas en nuestra alimentación tendrá mayores beneficios si es que realizamos un cambio de hábitos.

Otro punto importante a saber, es que para que las semillas de chía realmente nos entreguen beneficios es mejor comerlas molidas o remojadas en agua. Si las vamos a comer molidas es mejor hacerlo uno mismo y no comprarlas ya molidas, porque los aceites de la semilla se ponen rancios con facilidad y una vez que esto sucede, las semillas no van a entregarnos las grasas saludables presentes en la chía. Para molerla puede usar un molinillo de café o licuadora. Para comerlas remojadas en agua, es necesario prepararlas con antelación, ya que se demoran cerca de 15 minutos estar hidratadas.

Pero, como sabemos que se te puede olvidar hacer esto todos los días, en el siguiente video puedes ver cómo preparar semillas de chía para que duren una semana en el refrigerador. Antes de pasar al video recuerda que las semillas son un alimento con muchas propiedades beneficiosas para nuestro cuerpo y NO son un medicamento.

Y por esto, no existen dosis establecidas que debas tomar a diario. Sin embargo, lo ideal es consumir 2 cucharadas (puedes comer más o menos y no pasará nada).  

Nota: las semillas remojadas duran 4 días en el refrigerador en un recipiente con tapa.