[email protected], bueno en especial muchas mujeres me han preguntado cómo pude sanar el hipotiroidismo naturalmente....y por alguna razón me había costado decidirme a compartir mi experiencia, pero ya me decidí...cada día siento más que al mencionar nuestra experiencia es posible ayudar a que otros se sientan mejor, así que aquí está mi historia y qué hice para sanar naturalmente de hipotiroidismo.

Tengan en cuenta que NO soy médico y que todo lo que les voy a comentar es sólo basado en mi experiencia. Yo vengo de una familia en la que mi papá es médico y mi mamá enfermera, por lo que desde pequeña fue muy usual recurrir a medicamentos si es que aparecía cualquier tipo de enfermedad o síntoma. Sólo a los 26 años escuché (quizás sabía de métodos naturales o alternativos, pero nunca me habían hecho sentido) que el Hipotiroidismo (y prácticamente todas las enfermedades) se podía curar de manera simple y natural, cuando conocí la historia de Angela Stokes. Además, conocí por primera vez sobre la alimentación viva y me fascinó.

Estuve alimentándome sólo de alimentos vivos por un poco más de un año, y creo que gracias a eso ocurrió gran parte de mi sanación, ya que de acuerdo a lo que había leído, la Tiroides es una glándula que está muy expuesta al medio ambiente, por lo que muchas toxinas se quedan alojadas en ella y entorpecen su funcionamiento.

Por lo tanto. la estrategia principal para sanar de la tiroides es reducir la exposición a estas toxinas. Comer alimentos vivos y orgánicos nos ayuda a eliminar gran parte de las toxinas, ya que dejamos fuera alimentos procesados y refinados que vienen LLENOS de químicos, colorantes y preservantes. Además, cuando comemos alimentos vivos entregamos tantos nutrientes a nuestros órganos que estos trabajan mejor y pueden regenerarse, desintoxicarse y sanarse. Ya no consumo una dieta crudivegana, pero sí como en un casi 100% alimentos naturales, integrales y orgánicos y me he mantenido muy sana. Otra cosa que hice en mi proceso de sanación fue eliminar por completo el agua de la llave y desde entonces sólo tomo agua purificada.

El agua de la llave contiene cloro (que mata las bacterias buenas que habitan en nuestros intestinos y que nos ayudan a mantenernos sanos) y flúor, el cual crea sólo desastres en nuestro cuerpo (si quieres saber más sobre el agua de la llave pincha aquí). Además, como aprendí que el flúor no es bueno, sólo utilizo las pastas de dientes de Weleda.

En tercer lugar comencé a incorporar en mi dieta alimentos ricos en los nutrientes que benefician la tiroides y reduje el consumo de aquellos que pueden alterar su funcionamiento. Dentro de los alimentos que se recomiendan para un buen funcionamiento de la tiroides se encuentran: las paltas, algunos aceites vegetales siempre de primera presión en frío, como el aceite de coco extra virgen, aceite de linaza, aceite de almendras, aceite de nueces, aceite de oliva, la sal de mar (con moderación en caso de hipertensión), las almendras y algas (nori, kombu, espirulina, chlorella).

Además, me he ayudado consumiendo Maca (porque es un regulador hormonal) y Espirulina (porque es rica en muchos nutrientes que ayudan a la tiroides como el Yodo). Como todos los superalimentos, lo mejor es comerlos por ejemplo, 3 semanas y descansar una, para que así el cuerpo no se acostumbre ;) Y dentro de los alimentos que entorpecen el funcionamiento de la Tiroides, por lo tanto se recomienda eliminar se encuentran: azúcar refinada, harinas refinadas (panes blancos, pastas, galletas, etc.), bebidas artificiales (como jugos en polvo y bebidas gasificadas), aceites de mala calidad (aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados) y todo los alimentos que contengan químicos, si quieres puedes leer este artículo que escribimos para que sepas qué alimentos debes evitar.

Yo estuve tomando cerca de 10 años Eutirox (levotiroxina), y como al principio me daba miedo volver a sentirme mal, no lo dejé de inmediato. Pasaron 5 meses en que cambié mi alimentación antes de eliminar los medicamentos (además de eliminar el Eutirox, dejé de tomar TODO tipo de medicamentos, porque son tóxicos y ya no los necesito) y cuando ya tenía confianza en mi cambio comencé a reducir las dosis, luego de un mes fui tomándolo día por medio, al siguiente mes cada 2 días y así hasta que no lo tomé más. Yo en este proceso no recurrí a un especialista porque me encontraba viajando, pero quizás te puede ayudar buscar un especialista en medicina natural que te vaya guiando. Finalmente, otro aspecto que considero es CRUCIAL, es realizar un trabajo con las emociones y pensamientos.

Yo comprendí que las enfermedades son formas en que el cuerpo nos comunica que hay algo que podemos mejorar o cambiar. Cada enfermedad se relaciona con algo diferente. Hay algunos libros que me ayudaron mucho en este proceso, como: "Tú puedes sanar tu vida" de Louise Hay, "Mensajes del Agua" de Masaru Emoto, "The Biology of Belief" de Dr. Bruce Lipton y además compré este programa sobre cómo sanar la tiroides, en el que básicamente se explica en profundidad lo que ya les mencioné en el artículo :)  

Espero que esto les ayude a recuperar su salud!!!   Lee la parte 2 de este artículo pinchando aquí.